.

Pues aprovechando que dentro de no demasiado dispondremos del single del Number Of The Beast (anunciado hace un mes aquí), voy a hablar del excelente album homónimo de Iron Maiden (wiki).

Con todo lo que se puede decir de este disco, sólo puedo alentar fervorosamente a que todo aquel que no lo haya oido lo escuche. No encontrará ejercicios de virtuosismo musical, ni en técnica ni en composición: la mayor parte de las canciones del disco fueron escritas en tiempos record y Iron Maiden tiene un estilo melódico bastante característico. Pero funciona. Vaya que si funciona.

Y es que a veces las cosas sencillas funcionan mejor que alambicados experimentos musicales carentes de propósito más que el ejercicio de una técnica avanzada. Uno de mis ejemplos favoritos: el Paranoid de Black Sabbath (wiki). Pero eso es otra historia. El caso que debería destacar ahora es Hallowed Be Thy Name. En alguna ocasión creo haber oido que el tiempo que dedicaron a componer este temazo fue ridículo, y no creo haber oido ningún concierto suyo donde no la tocasen. Si el Number Of The Beast es mi disco de Heavy favorito, Hallowed es sin duda mi canción metálica preferida.

Bueno, lo dicho, que ustedes lo disfruten. Yo al menos no me canso de escucharlo, puedo oirlo entero una y otra vez y cada vez me gusta más. Y para tocar son perfectos:

Por cierto, la hora de publicación de la entrada es una coña…

0 comentarios.

Añadir un comentario