.

Otro conciertito más. Esta vez acompañado de mi hermano, un auténtico fan de Megadeth [wiki]. Por primera vez en mi vida voy a un concierto de música no clásica con antelación. Las entradas se han agotado y cuando llegamos allí, sobre las 19:20, tenemos que hacer cola unos 20 minutillos, así que después nos toca esperar en la sala un buen rato. Sin haber mucha gente ya se notaba el calor, y yo me preguntaba como sería más tarde, cuando empezasen las actuaciones.

Tras la espera, empieza la actuación de Diamond Head [wiki]. Lo primero que noto es el sonido muy bien definido de las guitarras, aunque también aprecio la falta de presencia del sonido del bajo, pero lo olvido enseguida para disfrutar de las canciones. No tenía ninguna referencia del nuevo cantante, Nick Tart, pero me gustó tanto su voz como su forma de cantar. Al grupo se le vio con ganas, y el público disfrutó especialmente con las canciones popularizadas por Metallica [wiki]: “It’ Electric”, “Helpless”, “The Prince” y “Am I Evil?” (que cerró la actuación de los británicos), aunque canciones como “In The Heat Of The Night” fueron reconocidas por más de uno. Al igual que me pasó hace un par de semanas, me quedé con ganas de más de los teloneros. La última canción de Diamond Head, con los empujones y los primeros golpes al compás de la música, hacía presagiar un concierto de Megadeth movido.

Tras una espera moderadamente larga, en la que la gente se dedicó a cantar las canciones del hilo que pusieron (“Breathing New Life” de Damageplan [wiki], “Walk” de Pantera [wiki], “Run To The Hills” de Iron Maiden [wiki] o “Jailbreak” de Thin Lizzy, entre otros) descubren la batería de Megadeth y al poco rato se apagan las luces. Un último vistazo hacia atrás me hace ver que la sala está hasta los topes. Se empieza a oir el principio de “Blackmail The Universe” y el grupo de Dave Mustaine sale al escenario. Empiezan los empujones y los saltos entre las primeras filas y tengo que hacer un esfuerzo enorme por no aplastar a dos chicas de “modesto” tamaño que tuvieron la feliz idea de meterse en esa zona. El sonido parece bueno, pero se oye poco a Mustaine, y en esta ocasión el bajo de James MacDonough (ex-Iced Earth [wiki]) se oye aún menos que el de Eddie ‘Chaos’ Moohan (el de Diamond Head). Al cabo de un par de canciones todo el mundo está sudando como pollos en un asador, y el público parece estar cada vez más exaltado. “Set the World Afire” y “Skin O’ My Teeth” son las siguientes canciones antes de que Mustaine se dirija por primera vez al público. Dave habla poco, y explica que tiene la garganta bastante fastidiada por un catarro, así que pide que la gente le ayude a cantar. La verdad es que no he estado en un concierto donde la gente haya cantado tanto. “A Tout Le Monde” fue especialmente bien acogida por el público, que la cantamos de principio a fin. A Mustaine debió gustarle bastante, porque lo agradeció en un par de ocasiones, y seguramente le motivó bastante para seguir con “Hangar 18” (también se pudo escuchar en el concierto “Return To Hangar”, una canción poco habitual).

Muy lejos de su imagen de cabreo permanente, estuvo muy humilde y cuando la gente coreaba y le aplaudía entre canciones llegó a decir que no merecía los aplausos, porque estaba cantando peor de lo que le gustaría. Entre lo que habló llegó a mencionar el asesinato hace unos meses de ‘Dimebag’ Darrell, y lo que aprendió de él. A su memoria dedico “Of Mice And Men”, a la que siguió “Tornado Of Souls”, si no recuerdo mal, precedida de una pequeña gracia de Dave.

El concierto estuvo plagado de clásicos, aparte de los ya mencionados, como “Trust” (cantando un estribillo en español), “She-Wolf”, “Sweating Bullets”, “Symphony Of Destruction”, “Peace Sells”, “Wake Up Dead”, “In My Darkest Hour” y, por supuesto, “Holy Wars”, que cerró el concierto y se presentó con un original juego de luces. Del último disco también tocaron “Kick The Chair”, “The Scorpion”, “Die Dead Enough” (similar a “Angry Again”, como apunta mi hermano, que también figuró en el set list) y “Back In The Day”. En esta última canción saltaron al escenario los componentes de “Diamond Head”, para gamberrear un poco, animando al público y cantando los coros, todo de muy buen rollo.

Respecto a los músicos (y la polémica suscitada al respecto), sólo puedo decir chapeau. Glen Drover estuvo relativamente activo, y tocó todos los solos mejor de lo que hubiese esperado para un directo, con buen gusto y buena precisión. A James MacDonough se lo oyó poco, llegando a no oirse casi nada al principio de “Trust” o en un solo que hizo justo antes de “Peace Sells”. Toda una pena, considerando el enorme talento que tiene más que demostrado en sus trabajos anteriores. Shawn Drover hizo un buen trabajo a la batería, aunque me fijé que Dave le tuvo que corregir en un par de ocasiones. El sonido de la batería no estaba mal, pero había un crash que debía tener el micro fastidiado, ya que se oía muchísimo menos que los demás, y en algún momento del concierto (particularmente al final de “Hangar 18”) el sonido del doble bombo enmudeció al conjunto de instrumentos. Quizás deberían haber hecho una prueba de sonido y ecualización más extensa.

Lo peor del concierto fué sin lugar a dudas la sala. No creo que Macumba estuviese preparada para un lleno. Los últimos 20 minutos de concierto fueron asfixiantes y con la gente muy pegada la una a la otra. La salida fue lenta y calurosa, y compadezco a quien tuviese que esperar para sacar algo del guardarropas.

Concluyendo, espero tener la oportunidad de volver a ver a Diamond Head y disfrutar de un concierto suyo algo más extenso, en algún sitio más cómodo. Para ser un gira de despedida de Megadeth (Mustaine dice que seguirá trabajando con sus músicos actuales, pero dejará de usar ese nombre), el concierto estuvo muy bien, y espero que Dave cumpla lo que dijo de volver a vernos pronto.

3 comentarios.

Añadir un comentario

  1. 1.

    Recuerdos
    La página oficial de Megadeth [wiki] dispone de una sección llamada Blackmail The Universe Tour Photo Diary, donde se pueden ver algunas instantáneas de su última gira por los EE.UU. y Europa. Se ve que de España se quedan con Granada y Madrid (en…

  2. 2.

    […] Megadeth en la sala Macumba (véase la ocasión anterior) y allí llegamos mi hermano y yo poco antes de las 20:00 para encontrarnos que apenas había cola […]

  3. 3.

    […] Bullets” fue una grata sorpresa, ya que no la había oído en directo desde hace más de cuatro años. Con este tema, seguido de un espectacular “Hangar 18″, se encarriló el tramo final […]