.

En respuesta al comentario de luisca a mi post anterior, diré que mi chica no tiene nombre. Ya sé que debería tenerlo, pero ella es así de particular.

En cuanto a la otra pregunta, hasta los 23 años era prácticamente virgen. Había tonteado con otras cosas pero nunca me había planteado la posibilidad de empezar algo con una cierta dedicación. No fue hasta que mis padres le consiguieron una a mi hermano que a mí me empezo a entrar el gusanillo. Fue entonces cuando empecé a darle la coña a Ángel (entre otros) para que me orientase, en base a su gran experiencia en estos temas. Me dio unos cuantos consejos y me ayudó a elegir a mi chica (incluso fue conmigo a probarla antes para dar el visto bueno). A partir de ahí me busqué un poco la vida por mi cuenta: aprendí un par de trucos vistosos, un poco de terminología adecuada para saber llamar a las cosas por su nombre y poder identificarlas, y el resto es historia.

Si tuviese que señalar alguna fuente de instrucción en esta materia (aparte de las enseñanzas de los maestros del Delta), yo diría que lo que más me ha ayudado ha sido la cantidad de material audiovisual didáctico que me he tragado. Existen numerosísimos videos de ayuda para adquirir y/o perfeccionar la técnica, entre los cuales hay que seleccionar un poco, ya que la mayoría están orientados más bien hacia el lucimiento personal del personaje que lleva a cabo la instrucción.

Y eso es todo.

1 comentarios.

Añadir un comentario

  1. 1.

    Recomiendo los videos de Yngwie Maelsteem a todos. Antes de verlos, yo padecía un terrible dolor cervical.