.

Como estaba previsto, el viernes pasado ejecutamos nuestro pequeño ensayo con público en el Salón de Actos de la ETSIT-UPM.

Lo primero que tengo que hacer es dar las gracias a mis compañeros del metal. A Jimmy por su entusiasmo, y por dejarse la muñeca y los dedos reventados en cada canción. A Santi e Isra, por ser capaces de dominar las canciones con 3 ensayos escasos. Y a Emilio, el auténtico Mítico, que yo ya dudo que pueda hacer algo mal, porque el tío es un máquina con el bajo, cantando, con la batería, …

Por mi parte, tengo que decir que me lo pasé muy bien. Desde mi punto de vista, es mucho más divertido estar tocando la guitarra que estar tras la batería. Supongo que el hecho de poder moverte y hacer un poco más el ganso ayuda a estar más relajado que si tienes que estar todo el rato sentado.

Por ahí me imagino que habrá unas cuantas fotos (y, probablemente, un video) que sirvan para echar unas risas y ver las pintas que lucieron con orgullo Jimmy e Isra. Hasta que no tenga en mi posesión alguna grabación no podré ratificar mis impresiones sobre las canciones, pero yo quedé bastante satisfecho (dado el escaso tiempo de ensayo que habíamos tenido). Salvo un despiste colectivo en el “Phantom of the Opera”, en el resto de canciones creo que dimos la talla. Vale, no salieron perfectas, pero fueron versiones dignas. En todo caso, esperaré a oirnos en diferido para emitir una crítica algo más objetiva.

Aparte de eso, tuve la oportunidad de disfrutar de la actuación Blood & Mery. La selección de canciones me encantó: de Radiohead [wiki], Depeche Mode [wiki], los Doors [wiki], Jimi Hendrix [wiki], Led Zeppelin [wiki], … pero lo que impresiona de verdad es la ejecución. Para ser sinceros, a pesar de la genial interpretación en sus respectivos instrumentos de Mery, Paco y ¿Santi?, estando Ángel y Edu en el escenario, yo no pude evitar prestarles casi toda mi atención. Por un lado, Ángel tiene un oído privilegiado, y se nota cuando canta: el tío no falla ni un tono. Por otro lado, Edu es impresionante a la guitarra. Pero es que encima los cabritos van y cambian de papeles, para demostrar lo que Ángel sabe hacer con su guitarra y la fuerza que Edu tiene en la voz. Y yo muerto de envidia.

Por desgracia, me perdí la actuación de Yebouna, y ya van demasiadas. Espero al menos que la cámara siguiera grabando, y al menos pueda ver qué tal se lo pasaron los que pudieron quedarse hasta tarde.

[ACTUALIZACIÓN] Xristo ha puesto en su blog, a través de Flickr, las 5 fotos selectas de la actuación.

3 comentarios.

Añadir un comentario

  1. 1.

    – Joooohn!Dejaste algo para nosotros???
    – Cdáveres.

    xDDDD
    Hola,tío.Casi se me saltan las lágrimas al meter en google “The Mimosines” y comprobar que teníamos una entrada,pero lo que menos me esperaba era encontrar que eres tú quien edita The Dimebag(ya alguna vez había entrado rastreando a los Yebouna en ratos libres,:-P).
    Bueno,pues lo mismo que os he dicho por correo circular: que me lo pasé genial,que soys la leche y que por mi parte me encantaría volver a reunirnos para pasarlo bien y repartir un poco de metralla.

    Un abrazo.

  2. 2.

    Cobijando que es Jebi (Revisited)…

    Mis peores temores se han confirmado. Hay un video de la actuación. Ya lo he visto.

    En fin, que tengo que ser sincero (ya tuve mi sesión de autocomplacencia). A mis compañeros no tengo nada que reprochar. De hecho, creo que el más flojo de …

  3. 3.

    EStuvo de puta madre… dio gusto hacer el jevi a mansalva luciendo torso y moviendo melenas cual componente de manowar se tratara. Por cierto, este último comentario me ha recordado que nos podíamos tocar un temilla de los manowar… eso puede ser bastante curiosón, si bien la voz del Isra puede petar al igual que las guitarras y bajo peten sus brazos al hacer, lo que he llamado de toda la vida que hacen ellos, la “guitarra batidora” (también disponible en bajo).

    ESto me está recordando también que como buenos jevis, teníamos que habernos currado una baladita para demostrar que los jevis también tenemos sentimientos.

    Venga, hastaluego!