.

Aunque debería ser xaxa quien escribiese sobre un fotógrafo, voy a osar señalar un par de obras de uno de tales individuos: Bob Seidemann [wiki].

Una excusa para atreverme a escribir esto es la fotografía que veis a la izquierda (o donde sea, si lo que utilicéis para leer esto se carga los atributos style de los <img>; podéis pinchar para verla más grande, y tal). Se trata de la portada del único disco de Blind Faith, grupo que contó con Steve Winwood [wiki] (segunda excusa, por el post de ayer) junto a Eric Clapton, Ginger Baker y Ric Grech (para estos no pongo enlaces, que ya he puesto demasiados).

La portada en sí trajo cola, precisamente porque muchos vieron en la foto justo eso: se sugirió que el avión de plata que sostenía la chica era un símbolo fálico. Memeces aparte, la foto tiene una historia bastante interesante, detallada en la descripción que hace de la misma el artista en su página web. Aparentemente, la chica retratada fue la hermana menor de una colegiala que el fotógrafo se encontró en el metro de Londres, a la que ofreció originalmente el papel de musa y modelo. Sin embargo, al llegar a la sesión fotográfica (a la que fue acompañada de padres y hermana), resultó ser insuficientemente inocente.

Como anécdotas adicionales, fue el título de la foto el usado como nombre del grupo y resulta interesante ver el reflejo ¿del fotógrafo? en la punta de la po… digo, del avión. También me parece curioso el hecho que, a nivel conceptual, la foto se gestó como opuesto de otra obra anterior del mismo autor (en negrita lo que a mí me apetece resaltar):

[…] The phone rang. It was Robert Stigwood’s office, Clapton’s manager. Cream was over and Eric was putting a new band together. The fellow on the phone asked if I would make a cover for the new unnamed group. This was big time. It seems as though the western world had for lack of a more substantial icon, settled on the rock and roll star as the golden calf of the moment. The record cover had become the place to be seen as an artist.

I had sold my cameras in San Francisco after the Pieta poster because it scared me so much, vowing never to pick up a camera again. The picture gave me the heebee jeebees and the willies all at the same time. If you pinned it to the wall, the wall would smoke. It was a picture of death alright. If I was going take up a camera again to make a cover for Eric’s new band it would have be the antidote to the Pieta image, a picture of life. […]

La foto en cuestión (y verdadera razón por la que me apetecía hacer este post):

El contraste y la luminosidad están algo fastidiados, porque está sacado de un poster, así que aquí hay otra versión, aunque quizás sea incluso peor. En cualquier caso, me encantan las sombras en la cara de él y, para mi gusto, sobra todo lo que no es el suelo, la pared y los cuerpos (“sangre” incluída).

Un post relativamente largo para sacar un par de imágenes. 😛

1 comentarios.

Añadir un comentario

  1. 1.

    […] Bob Seidemann con la portada de Blind Faith […]