.

No falla: me paso por alguna de las grandes superficies del centro de Madrid y siempre caigo con alguna de sus ofertas. Véase la adquisición de ayer:

En fin, el concierto merece la pena. O eso me repito continuamente para justificar el gasto.

2 comentarios.

Añadir un comentario

  1. 1.

    Tremendo concierto, sí señor. Cuando me lo compré en VHS, flipé. Blackmore está que se sale. Aún con un pie en Rainbow (o quizá no, pero desde luego, con ganas de tener un pie fuera de los Parpel), y apenas sin mirar al resto de la banda, se sale por todas partes.