.

Iba a haber escrito otro post para hoy pero anoche me entretuve con una chorradilla en la que llevo trabajando unos días. De hecho, en conjunción con las fechas, dicha chorrada probablemente me robará el tiempo para actualizar el blog en los próximos días.

La cuestión es que hoy estaba demasiado cansado para ponerme a hacer una entrada larga, con lo que aquí dejo el complemento perfecto para el descanso del auténtico jebi, visto en Guitar Noize:


Electric Jamz

.

Me comentaba Fer que alguna de las fotos que se hicieron con su cámara en la cena del Delta habrían quedado bien ilustrando mi post sobre mujeres a la batería.

Por eso de que hace tiempo que no hablo de mujeres y a pesar de no ser el más indicado para hablar del tema, voy con otra edición de “Mujeres musicales”.


Simone Simmons imitando a Scully

Simone Simmons, la señorita de la imagen anterior, se sintió en la necesidad de decir lo siguiente en una entrevista reciente:

[…] you have two aspects of the band — the music (the CDs) and then the live side of it (the show), and part of the show is also that it has to look nice, so I take good care of myself, I make sure that the fans have something to look at during the show. I love to design clothes, to shop, put makeup, and do my hair — all that stuff I really like (well, I’m a woman so I guess all women like that). It’s a compliment that I have good looks, but there are some people who value that more than the music. For me, it’s important that they would like the music and not see me as some sex symbol or something, because I have more than that, I also have a brain! [Laughs]… I don’t have just tits and an ass… [Laughs]…

No quiero interpretar nada de lo anterior pero sí me gustaría pensar que es una persona que está cómoda ofreciendo tanto su talento como artista como su presentación. Y yo no tengo ningún problema con eso mientras ambos aspectos sean complementarios y no sustitutivos, tanto para hombres como para mujeres.

Un ejemplo: aunque un calendario con “eye-popping shots” como el señalado por Headbangers Blog no sea el mejor marco para tomar contacto con unas músicos, me parece una forma de promoción tan válida como cualquier otra, si además de la imagen tienen una producción musical aceptable en sus currículos.

.

Llegó la noche del sábado y servidor se vio por los madriles, camino al concierto de Yebouna Kogorza.

Más que deberles yo una visita, me debía yo a mí mismo ir a verles en concierto otra vez. Todos los Yebouna son buena gente y las personas que atraen a sus conciertos son del mismo palo. Aparte de los artistas, me encantó ver y saludar a, Fer y Rebe, el Langas (quien, aunque tuvo que dejar el grupo hace ya una temporada, ahí estaba para disfrutar en primera fila), Jesús y Vicky, Juan, Edu y Mery, y unos cuántos más (incluido uno de mis profesores de la eskuela).

La media hora de “retraso” del concierto la pasé charlando entre bromas con la concurrencia, hasta que pasadas las 10:00 los chavales de Yebouna subieron al escenario de Jimmy Jazz. Aunque la sala no es muy grande, yo, que ya voy siendo viejo, me situé pegado a la barra para dejar espacio y disfrutar tranquilamente del concierto molestando lo menos posible.

Desde donde yo estaba el sonido era bastante bueno. La batería estaba perfecta y las guitarras muy equilibradas, a pesar de que en los sólos habrían ganado con un poco más de volumen. Las voces estaban bien, sin saturar pero sin perderse en la mezcla, aunque yo habría bajado un pelín el micrófono del batería. Claro que, teniendo en cuenta que el público coreaba todas las canciones era difícil no oirlas.

Uno tras otro, los temas de Yebouna tuvieron a sus fieles brincando y bailando, hasta el punto de hacer peligrar en más de una ocasión el micrófono del Mítico. Desde “Jódete” hasta “La Curva de la Felicidad”, los Yebouna dieron un buen repaso a un repertorio que trajo alguna que otra sorpresa (para mí) en forma de arreglos o efectos para darle una vuelta de tuerca más a sus creaciones.

A pesar de los nervios previos al concierto, los cuatro lo hicieron muy bien. Mítico se sale siempre por los cuatro costados, tocando y cantando como un campeón. Ángel y Paco están muy compenetrados y los dos tuvieron actuaciones muy buenas, sin incidentes que reportar. Viti, a quien no había visto todavía, tuvo una gran noche. El chaval, con 19 años, ya tiene la técnica para acompañar y lucirse en un grupo de gente con mucho talento.

A pesar de que a los bises alguno llegó con la camiseta puesta, al final de la actuación los cuatro rockeros estaban haciendo el riguroso top-less que exige el protocolo en estos conciertos. Aunque me tuve que retirar al poco rato de terminar el concierto, al filo de la media noche, me lo pasé muy bien y espero estar en el Hebe en la presentación oficial de “Batacazo”.

Así que ahí nos vemos. 🙂

.

Hace más de un mes recopilaban en Replicator un conjunto de presentaciones sobre hardware de “fuente abierta” (qué mal me suena, por favor). Poco después me vi volviendo a visitar el enlace anterior, con motivo del anuncio de Zoybar:

The Zoybar components provide research and development tools as a sustainable, playable prototype platform.

Como bien dicen en Guitar Blog, a primera vista parece una plataforma hardware modular que permite crear instrumentos eléctricos de cuerda.


Imagen sacada de aquí

En Guitar Site se hacen eco también de la promoción de este producto, aunque no dan más información que la que tiene la página web de Zoybar.

.

Igual que hacía ayer el blog del Club Musical Delta aquí pongo los datos del próximo concierto de Yebouna Kogorza, que será el último antes del lanzamiento de su nuevo disco, “Batacazo”:

sábado 20 de diciembre 21:30
Sala Jimmy Jazz, (5 euros con regalo de vale descuento de 2 euros yebouneros)
C/ Payaso Fofó, 24 ; <M> Portazgo