.


No es tan elegante como el concepto del post anterior pero es igualmente ingenioso. Una idea digna de Les Luthiers. A las pruebas me remito.

.

The Shape of a Song es un pequeño programa en Java que toma un fichero MIDI como entrada y crea una representación visual de la estructura de las pistas en dicho fichero, uniendo con arcos segmentos idénticos. Este método genera figuras como la siguiente, correspondiente a la mazurka en Fa sostenido menor, Opus 6, No. 1 de Chopin:

Y de propina, aquí hablan de un programa en Flash que interpreta los 10000 primeros dígitos de Pi en función de las 10 notas que se le indiquen.

.

Siguiendo un poco con el tema del post de ayer, he aquí una curiosa mezcla, la autética NES Paul:

Más ejemplos en TechEBlog. Visto en Boing Boing.

.

Su presentación tan cercana al visual kei puede que haga que muchos pasen por alto a Powerglove. Claro que, los que tengan un cierto sentido del humor y algo de cariño por los videojuegos sabrán apreciarlos. Los que se hayan molestado en visitar el enlace anterior ya se estarán haciendo una idea de a lo que me refiero. Y los que no lo hayan hecho, que corrijan inmediatamente ese error.

Se autodenominan como grupo de “video game metal”, que viene a ser la interpretación de temas de videojuegos a lo power metal. Hasta la fecha han producido de forma totalmente casera dos obras: un disco, “Metal Kombat for the Mortal Man”, y un EP, “Total Pwnage”. En su página de MySpace se pueden encontrar muestras de su talento junto con alguna cosilla más, como las instrucciones para convertir el mando de Guitar Hero en un sintetizador [08m15s] o un programita para convertir el teclado del ordenador en un teclado musical (con demo [06m22s] incluida).

Por ser tan retro, tr00 y divertidos se merecen un GIF animado:

(Por cierto, hay que ver lo que se encuentra uno buscando powerglove en google images. La regla 34 al poder.)

La pregunta que surge ahora es, ¿cuándo incorporarán una harmoNESica entre sus instrumentos?

.

Ahora dispongo de otro argumento para mis discusiones políticas al que no se le puede aplicar ley de Godwin, gracias al concurso para ir a Eurovision de este año:

Rodolfo Chikilicuatre también fue elegido democráticamente.

Que conste que no tengo nada contra el ganador en sí. De hecho, hasta me hace gracia alguna versión apócrifa del temita. Como ya dijeron otras personas, no pasa de ser una pequeña gamberrada intrascendente y el concurso de Eurovision ni me va ni me viene. La pena es que aparentemente había alternativas buenas y de calidad para este contexto.

Si alguien se pregunta a qué viene este post a estas alturas de la película, la razón es simple: no quería que nadie pensase que estaba estableciendo algún paralelismo con la política española. Entre los aspirantes a participar Eurovision había menos memos y payasos que en la carrera electoral.