.

Repetía Megadeth en la sala Macumba (véase la ocasión anterior) y allí llegamos mi hermano y yo poco antes de las 20:00 para encontrarnos que apenas había cola y que ya habían abierto las puertas. Unos minutos después ya estabamos colocados cerca de la mesa de mezclas, donde no molestabamos a nadie con nuestra altura.

Para nuestra sorpresa, los teloneros salen a escena cuando apenas han pasado de las 20:00. Así que, tapones a las orejas y a disfrutar.

De Evile no había oído absolutamente nada. Después de ver su actuación, me siento obligado a corregir este terrible error.

Aunque asemejar su estilo y sonido al thrash practicado por Slayer puede ser bastante apropiado (sobre todo en algunos temas), también puede resultar injusto. El cuarteto británico hace metal con gusto, con una aproximación al género conocida pero que tiene una personalidad propia.

En el escaso tiempo de su actuación, de poco más de 30 minutos, yo aprecié un sonido potente, buenos temas a los que engancharse con facilidad y músicos muy capacitados. El batería, sin ser algo espectacular, estuvo sólido, al igual que el bajo. El cantante/guitarrista hizo un buen trabajo con sus dos instrumentos y el otro guitarrista tuvo una actuación excelente en los sólos. Sonaban muy precisos y bastante interesantes, a pesar de la inevitable repetición. Además, llevaba una camiseta de Akira y el tono de la guitarra en los sólos era envidiable.

De hecho, me gustó bastante la mezcla del sonido de Evile. Aunque el bajo yo lo oía poco y las guitarras podían haber estado un pelín más altas, la batería no ahogaba al resto de instrumentos, y la voz se oía muy clara sobre el conjunto. Supongo que el sonido variaría según dónde estuviese cada uno, porque mi hermano percibió otros niveles distintos y estaba justo a mi lado.

Estuve muy tentado de comprar el CD del grupo, cosa que nunca he hecho en un concierto, pero los tiempos de espera para mí eran excesivos y me he hecho nota mental de conseguir el material de alguna manera más cómoda.

Su set-list fue:

  1. First Blood
  2. Thrasher
  3. We Who Are About To Die
  4. Bathe In Blood
  5. Enter The Grave

En conjunto cortito, con lo que poco antes de las 20:40 ya estaban trabajado los tramoyistas y técnicos sobre el esceario. Durante la espera caen unas cuantas buenas canciones en el hilo musical. Que recuerde ahora mismo, “Iron Fist” de Motörhead [02m50s], “Stand Up And Shout” de Dio [03m53s], “Crazy Train” de Ozzy Osbourne, “Walk” de Pantera [05m14s], “Run To The Hills” de Iron Maiden [03m48s] y “Whole Lotta Rosie” de AC/DC. Se me escapa alguna, pero tampoco tiene mayor importancia.

Cuando llega el momento de empezar el concierto de Megadeth, los cuatro integrantes salen casi simultáneamente a escena entre un programa de luces efectivo y nada desagradable. Las luces normalmente no son muy apreciadas, pero en este concierto tuvieron momentos realmente brillantes (bada-bum-chasss).

Mustaine sale con su equipo a comenzar el concierto con “Sleepwalker”, luciendo la primera de varias guitarras Dean que usaría durante la actuación. De hecho, más tarde, para tocar “Gears Of War” sacó la guitarra de modelo homónimo que señalé en el post donde anunciaba este concierto y la conservó para tocar el siguiente tema, “A Tout Le Monde”.

Y ya que menciono esto, tras la canción de título francés, que fue cantada con entusiasmo por el público, Chris Broderick hizo su conocido arpeggio de 5 octavas con tapping [01m35s], aunque con un sonido bastante “sucio” y un pequeño despiste. De cualquier forma se le perdona cualquier error menor dentro de una actuación excepcional. El chico es todo un fichaje, acercándose todo lo posible en los sólos a los originales y con un buen saber hacer sobre las tablas.

Lástima que una mezcla de sonido inconsistente e irregular a los largo del concierto hiciese que se perdiesen muchos detalles de su actuación. Este problema también lo experimentaron los otros componentes del grupo, estando a veces la batería demasiado alta (especialmente los bombos), el bajo muy bajo o el micrófono de Mustaine bastante escaso.

Ese fue el único punto negativo, junto con la idiotez de alguien que mojó con cerveza a Lomenzo y Mustaine y provocó que Dave hiciese un gesto de reprobación hacia el sector del público de donde había provenido el “ataque”. Y todo ello sin perder ninguno de los dos el compás, lo que refuerza mi impresión de que Lomenzo es un todoterreno (ya me imresiono en el concierto de BLS hace tiempo) y Mustaine es una máquina. Quién sabe si es por este incidente que Dave estuviese moderadamente callado, limitándose a hacer un par de comentarios durante todo el concierto.

De hecho, aparte de dar las gracias en castellano (repetiría idioma para cantar un trozo de “Trust”), hizo algunos comentarios como introducción a ciertas canciones. Antes de “Burnt Ice”, una canción sobre el abuso de la metanfetamina, comentó que él no estaba en contra de las drogas en general, que estaba tomándose un vino rojo entre canciones (porque en España hay vinos muy buenos :P) y que ciertas personas puede que necesitasen alguna vez “lubricante social”. También presentó “Gears Of War” como una canción sobre videojuegos. Aparte de esto, poco más, incluida la tradicional despedida de “You’ve been great, we’ve been Megadeth“.

Claro que, con el talento que tiene ese hombre, no tiene porque decir nada. Su actuación a la guitarra resultó impecable y su voz (un gusto adquirido) sólo se vio perjudicada por el sonido que se sacaba del micro desde la mesa de mezclas. Mustaine demostró que está en plena forma y que le sobran fuerzas para llevar Megadeth de la misma forma que lo lleva haciendo durante 20 años.

Hubo tres o cuatro salidas en falso, para hacer los pertinentes cambios de equipo y pequeños descansos, perfectamente programadas y que no rompieron el buen ritmo del concierto. En total serían aproximadamente 90 minutos en los que Mustaine & Cía. ofrecieron un buen conjunto de canciones, mezclando clásicos con temas del último disco e incluso del anterior. Media horita más tampoco habría sobrado pero no se puede tener todo.

Si no me falla la memoria, el set-list completo fue:

  1. Sleepwalker
  2. Wake Up Dead
  3. Take No Prisoners
  4. Skin O’ My Teeth
  5. Washington Is Next!
  6. Kick The Chair
  7. In My Darkest Hour
  8. Hangar 18
  9. Gears Of War
  10. A Tout Le Monde
  11. Tornado Of Souls
  12. Ashes In Your Mouth
  13. Burnt Ice
  14. Symphony Of Destruction
  15. Trust
  16. Peace Sells
  17. Holy Wars

Y esta tarde otro. 🙂

2 comentarios.

Añadir un comentario

  1. 1.

    Muchas gracias por tu crónica del concierto. Coincido contigo en que el Sr. Mustaine es un fuera de serie.

  2. 2.

    […] a la banda sonora del juego. La canción no es de las más reseñables del grupo de Mustaine pero en concierto y tocada con la guitarra homónima tiene su […]