.

Aquí está la crónica del concierto que dio Testament el pasado 24 de Junio en la sala Heineken, con casi una semana de retraso. Espero que me disculpen si se me escapa algún detalle importante.

Nos plantamos en la cola para entrar a eso de las ocho de la tarde y no tardamos mucho en ser despachados (a pesar del mal estado de la calle Princesa a causa de las obras) y poder entrar al local, en el que había menos gente de la que esperábamos. Sin embargo, la hora de retraso con la que comenzó el concierto permitió que más gente llegase al inicio de la actuación. Por cierto, ¿hay alguien que piense que hora y media de espera forzosa, sin ninguna explicación, agrada a la gente? Pues eso.

Pero pasemos a algo más agradable. Como, por ejemplo, la increíble actuación de los ya veteranos del thrash.

Con la serie de avatares que ha experimentado esta formación parece mentira lo en forma que están. El quinteto tomó las tablas con fuerza, abriendo con “Over The Wall” e “Into The Pit”. La batería de Paul Bostaph sonaba nítida y bien definida, con unos niveles bajos comedidos. Sin embargo, esto no evitó que el volumen del bajo resultase excesivamente bajo en comparación o que las guitarras hubiesen sonado mejor un poco más altas, especialmente en los solos.

Chuck Billy resulta un maestro de ceremonias más que adecuado, aunque el sonido de su voz a través del micrófono resultó un poco errático en algunos momentos. Tras los dos primeros temas explicó que la siguiente canción, “Apocaliptic City”, no había entrado en su repertorio en los últimos 15 años y que habían decidido reincorporarla tras gustarles cómo sonaba durante los ensayos. Todo un acierto que precedió a “Practice What You Preach” y “The New Order”.

A partir de ese momento las canciones empezaron a variar un poco más respecto a la cronología del grupo. El primer tema del repertorio posterior a 1990 fue “Electric Crown”, que fue seguido de “More Than Meets The Eye”, el primer single de su último disco, “The Formation Of Damnation”. Chuck procuró promocionar un poco el disco, animando a la gente que no lo tuviese a comprarlo. Después se vio sorprendido cuando se dio cuenta que la gente conocía bien el tema y hasta hacían los coros.

Por cierto, me uno a la recomendación del señor Billy. El disco es una gozada y contiene canciones que son ejemplos a seguir dentro del género. Claro que con guitarristas como Eric Peterson y Alex Skolnick ya se parte con una gran ventaja a la hora de hacer música. Ambos estuvieron a la altura de sus reputaciones en el concierto, especialmente un Skolnick sonriente, activo e increíblemente preciso.

La siguiente canción fue la title track favorita de Chuck Billy y también un tema perfecto para el concierto, “Low”. Del mismo disco tocaron a continuación “Trail Of Tears” que, como explicó también Chuck, estaba pensada en un principio en sus hermanos indios pero que se extendía a toda la hermandad reunida en la sala. Se ve que el tema fraternal es algo muy importante para el cantante, ya que el siguiente tema, “Henchmen Ride”, lo dedicó a sus hermanos los moteros de California, con sus Harley-Davidson.

La introducción de bajo de “Souls Of Black” nos permitió escuchar un poco el instrumento de Greg Christian quien cedió gran parte del protagonismo al cantante y los guitarristas a lo largo del concierto y se llevó un golpe (accidental) en la cara de recompensa. Igualmente, Bostaph tuvo una actuación tan sólida como convenientemente discreta, dejando escapar muy poco errores. “The Preacher” cerró el bloque principal del concierto.

Chuck avisó que si queríamos más tendríamos que hacer ruido y, tras la salida en falso programada, retomaron el concierto con una impresionante “D.N.R.”. El siguiente tema, “Three Days Of Darkness” también salió del disco “The Gathering” y fue presentado por Billy con gestos. Un salto al primer disco del grupo llevó el repertorio a “Alone In The Dark”, tras lo que Chuck pidió hacer más ruido para que lo oyesen sus compañeros de Exodus, Death Angel y Forbidden (Evil) antes de atacar el último tema, “Disciples Of The Watch”.

Aparte del retraso del concierto y las pequeñas cuestiones de sonido, el evento transcurrió a pedir de boca y sólo podría haber sido mejor con un repertorio más extenso. Habrá que volver a verles cuando se presente la ocasión.

.


Zits (2008/06/09)

.

Desde hace unos meses este grupo canadiense es uno de los que más escucho. Ya ves tú, sólo dos álbumes en el mercado y no pasa un día sin que revisite alguno de sus temas. Con la de cosas que hay que escuchar.

Hasta la fecha tampoco me he puesto muy pesado con ellos por estos lares (¿no?) pero, para que quede constancia, son altamente recomendables.

De hecho, si queréis empezar por algún lado, siempre están disponibles los vídeos sus singles en YouTube que, para los curiosos pero vagos, pongo a continuación.

Del “Kezia”, el primer vídeo fue el de la genial “Blindfolds Aside” [03m53s], seguido del de “Heretics And Killers” [04m27s] con sus monos voladores y, por último, “The Divine Suicide Of K.” [04m49s].

De su segundo LP, “Fortress”, por el momento sólo hay dos vídeos: uno de “Bloodmeat” [04m02s] y otro de “Sequoia Throne” [03m19s] (la canción de las remezclas). Lo que también hay disponible es una lección [09m55s] sobre cómo tocar en la guitarra las partes principales del primer tema.

.

Me vais a disculpar si no os hago una crónica ahora mismo pero dentro algo menos de cinco horas debo estar otra vez despierto. De momento, para abrir el apetito, el setlist:

  1. Over The Wall
  2. Into The Pit
  3. Apocaliptic City
  4. Practice What You Preach
  5. The New Order
  6. Electric Crown
  7. More Than Meets The Eye
  8. Low
  9. Trail Of Tears
  10. Hecnhmen Ride
  11. Souls Of Black
  12. The Preacher
  13. Encores:

  14. D.N.R.
  15. Three Days Of Darkness
  16. Alone In The Dark
  17. Disciples Of The Watch

.

Este hombre se merece unos cuantos minutos de atención aunque (quizás especialmente porque) esté muerto. Y quien no sepa apreciar la musicalidad de este monólogo necesita volver a escucharlo:


George Carlin – Modern Man [03m14s]

I?m a modern man, a man for the millennium. Digital and smoke free. A diversified multi-cultural, post-modern deconstruction that is anatomically and ecologically incorrect. I?ve been up linked and downloaded, I?ve been inputted and outsourced, I know the upside of downsizing, I know the downside of upgrading. I?m a high-tech low-life. A cutting edge, state-of-the-art bi-coastal multi-tasker and I can give you a gigabyte in a nanosecond!

I?m new wave, but I?m old school and my inner child is outward bound. I?m a hot-wired, heat seeking, warm-hearted cool customer, voice activated and bio-degradable. I interface with my database, my database is in cyberspace, so I?m interactive, I?m hyperactive and from time to time I?m radioactive.

Behind the eight ball, ahead of the curve, ridin the wave, dodgin the bullet and pushing the envelope. I?m on-point, on-task, on-message and off drugs. I?ve got no need for coke and speed. I’ve got no urge to binge and purge. I?m in-the-moment, on-the-edge, over-the-top and under-the-radar. A high-concept, low-profile, medium-range ballistic missionary. A street-wise smart bomb. A top-gun bottom feeder. I wear power ties, I tell power lies, I take power naps and run victory laps. I?m a totally ongoing big-foot, slam-dunk, rainmaker with a pro-active outreach. A raging workaholic. A working rageaholic. Out of rehab and in denial!

I?ve got a personal trainer, a personal shopper, a personal assistant and a personal agenda. You can?t shut me up. You can?t dumb me down because I?m tireless and I?m wireless, I?m an alpha male on beta-blockers.

I?m a non-believer and an over-achiever, laid-back but fashion-forward. Up-front, down-home, low-rent, high-maintenance. Super-sized, long-lasting, high-definition, fast-acting, oven-ready and built-to-last! I?m a hands-on, foot-loose, knee-jerk head case pretty maturely post-traumatic and I?ve got a love-child that sends me hate mail.

But, I?m feeling, I?m caring, I?m healing, I?m sharing– a supportive, bonding, nurturing primary care-giver. My output is down, but my income is up. I took a short position on the long bond and my revenue stream has its own cash-flow. I read junk mail, I eat junk food, I buy junk bonds and I watch trash sports! I?m gender specific, capital intensive, user-friendly and lactose intolerant.

I like rough sex. I like tough love. I use the ?F? word in my emails and the software on my hard-drive is hardcore–no soft porn.

I bought a microwave at a mini-mall; I bought a mini-van at a mega-store. I eat fast-food in the slow lane. I?m toll-free, bite-sized, ready-to-wear and I come in all sizes. A fully-equipped, factory-authorized, hospital-tested, clinically-proven, scientifically- formulated medical miracle. I?ve been pre-wash, pre-cooked, pre-heated, pre-screened, pre-approved, pre-packaged, post-dated, freeze-dried, double-wrapped, vacuum-packed and, I have an unlimited broadband capacity.

I?m a rude dude, but I?m the real deal. Lean and mean! Cocked, locked and ready-to-rock. Rough, tough and hard to bluff. I take it slow, I go with the flow, I ride with the tide. I?ve got glide in my stride. Drivin and movin, sailin and spinin, jiving and groovin, wailin and winnin. I don?t snooze, so I don?t lose. I keep the pedal to the metal and the rubber on the road. I party hearty and lunch time is crunch time. I?m hangin in, there ain?t no doubt and I?m hangin tough, over and out!

Y ya que estamos riéndonos un poco en un día triste, aquí una foto de la selección que conseguiría que me interesase por el fútbol:

¡A por ellos! ¡Oé!