.

Aquí está la crónica del concierto que dio Testament el pasado 24 de Junio en la sala Heineken, con casi una semana de retraso. Espero que me disculpen si se me escapa algún detalle importante.

Nos plantamos en la cola para entrar a eso de las ocho de la tarde y no tardamos mucho en ser despachados (a pesar del mal estado de la calle Princesa a causa de las obras) y poder entrar al local, en el que había menos gente de la que esperábamos. Sin embargo, la hora de retraso con la que comenzó el concierto permitió que más gente llegase al inicio de la actuación. Por cierto, ¿hay alguien que piense que hora y media de espera forzosa, sin ninguna explicación, agrada a la gente? Pues eso.

Pero pasemos a algo más agradable. Como, por ejemplo, la increíble actuación de los ya veteranos del thrash.

Con la serie de avatares que ha experimentado esta formación parece mentira lo en forma que están. El quinteto tomó las tablas con fuerza, abriendo con “Over The Wall” e “Into The Pit”. La batería de Paul Bostaph sonaba nítida y bien definida, con unos niveles bajos comedidos. Sin embargo, esto no evitó que el volumen del bajo resultase excesivamente bajo en comparación o que las guitarras hubiesen sonado mejor un poco más altas, especialmente en los solos.

Chuck Billy resulta un maestro de ceremonias más que adecuado, aunque el sonido de su voz a través del micrófono resultó un poco errático en algunos momentos. Tras los dos primeros temas explicó que la siguiente canción, “Apocaliptic City”, no había entrado en su repertorio en los últimos 15 años y que habían decidido reincorporarla tras gustarles cómo sonaba durante los ensayos. Todo un acierto que precedió a “Practice What You Preach” y “The New Order”.

A partir de ese momento las canciones empezaron a variar un poco más respecto a la cronología del grupo. El primer tema del repertorio posterior a 1990 fue “Electric Crown”, que fue seguido de “More Than Meets The Eye”, el primer single de su último disco, “The Formation Of Damnation”. Chuck procuró promocionar un poco el disco, animando a la gente que no lo tuviese a comprarlo. Después se vio sorprendido cuando se dio cuenta que la gente conocía bien el tema y hasta hacían los coros.

Por cierto, me uno a la recomendación del señor Billy. El disco es una gozada y contiene canciones que son ejemplos a seguir dentro del género. Claro que con guitarristas como Eric Peterson y Alex Skolnick ya se parte con una gran ventaja a la hora de hacer música. Ambos estuvieron a la altura de sus reputaciones en el concierto, especialmente un Skolnick sonriente, activo e increíblemente preciso.

La siguiente canción fue la title track favorita de Chuck Billy y también un tema perfecto para el concierto, “Low”. Del mismo disco tocaron a continuación “Trail Of Tears” que, como explicó también Chuck, estaba pensada en un principio en sus hermanos indios pero que se extendía a toda la hermandad reunida en la sala. Se ve que el tema fraternal es algo muy importante para el cantante, ya que el siguiente tema, “Henchmen Ride”, lo dedicó a sus hermanos los moteros de California, con sus Harley-Davidson.

La introducción de bajo de “Souls Of Black” nos permitió escuchar un poco el instrumento de Greg Christian quien cedió gran parte del protagonismo al cantante y los guitarristas a lo largo del concierto y se llevó un golpe (accidental) en la cara de recompensa. Igualmente, Bostaph tuvo una actuación tan sólida como convenientemente discreta, dejando escapar muy poco errores. “The Preacher” cerró el bloque principal del concierto.

Chuck avisó que si queríamos más tendríamos que hacer ruido y, tras la salida en falso programada, retomaron el concierto con una impresionante “D.N.R.”. El siguiente tema, “Three Days Of Darkness” también salió del disco “The Gathering” y fue presentado por Billy con gestos. Un salto al primer disco del grupo llevó el repertorio a “Alone In The Dark”, tras lo que Chuck pidió hacer más ruido para que lo oyesen sus compañeros de Exodus, Death Angel y Forbidden (Evil) antes de atacar el último tema, “Disciples Of The Watch”.

Aparte del retraso del concierto y las pequeñas cuestiones de sonido, el evento transcurrió a pedir de boca y sólo podría haber sido mejor con un repertorio más extenso. Habrá que volver a verles cuando se presente la ocasión.

2 comentarios.

Añadir un comentario

  1. 1.

    LA VERDA ESTAN CHIDAS SUS ROLAS DE ESTE GRUPO ROCKERO LA NETA MAS LA DE FEER Y ESTE TESTAMEN PERO QUE CHIDO Y ESPERO QUE SAQUEN MAS VIDEOS MUSICALES CHIDO SUERTE OOO Y SI SACAN OTRAS CHIDAS LAS VOY A ESCUCHAR ESTAN DE POKA MADRES SEEEEEE BUENO NOS VEMOS ATT:

    ROCK_VIRUS-METALo_O

    VIVA EL ROCK AWEVOS ONO?? JAJAJAJA

  2. 2.

    […] la hora programada, Testament salieron a escena. Habiéndoles visto recientemente no me importaba tanto que su repertorio se viese reducido a 40 minutos de reloj (había hasta un […]