.

Antes de nada, quiero agradecer, como hacía la señorita gosma1, a los chavales de eurielec el trabajo que están haciendo con la migración del servidor y el curro que echan para hacer que todo funcione correctamente. Por desgracia, éste humilde blog ha sufrido algún que otro pequeño percance durante el traspaso de datos que ahora estoy intentando subsanar (volviendo a poner todas las imágenes del mes de octubre, solucionando los problemas con al codificación de caracteres, averiguando por qué algunos plugins no me funcionan, etcétera). Por lo tanto, si veis alguna cosilla rara en los próximos días ignoradla. Como, por ejemplo, un post programado para un viernes que acaba saliendo el sábado. 😛

Ahora a por el tema del título.

Creo haber visto hace no demasiado alguna entrada en algún blog conocido (y no es ninguna indirecta estilo “alguien ha matado a alguien…” [10m03s], es que me falla la memoria) una referencia a “Can I Get An Amen?” de Nate Harrison. Si alguien todavía no lo ha oído, en YouTube [18m08s] se puede escuchar entero. Es curioso lo que dan de sí 6 segundos de batería.

La cuestión es que los padres de la criaturita conocida como el break Amen son un conjunto de los 60 que hacían funk y soul, llamado The Winstons. El jueves descubría que estos personajes, que han pasado a la posteridad más por ésta anécdota que por sus otros méritos musicales, aparentemente tienen un disco de tributo a los Rolling Stones:


Menudos a-tributos (bada bum chassss)

La imagen está sacada de LP Cover Lover, que sigue siendo una fuente inigualable de material suculento.

1 comentarios.

Añadir un comentario

  1. 1.

    Bonita fato :P, me voy a por el disco hahaha