.

Cuando Mr. Big dio su concierto en la sala Canciller en 1994 conocía unas pocas de sus canciones. Un par de años antes “To Be With You” había sido un gran éxito en Inglaterra, donde yo estaba internado por aquel entonces. También me sonaba “Wild World” pero más por la original de Cat Stevens que otra cosa. Sin embargo 15 años me dieron para apreciar los talentos tanto individuales como en conjunto de este grupo y la gira de reunión de 2009 me ha servido para disfrutar de un buen concierto que no me decepcionó.

Mi hermano y yo nos aseguramos un sitio no muy lejos de la mesa de mezclas, al lado derecho de la pista, donde intentaríamos molestar lo menos posible mientras disfrutábamos del concierto. Habiendo llegado poco antes de las 20:30 apenas tuvimos que esperar media hora, ya que el grupo salió a la hora anunciada a ritmo de swing. A pesar de lo incómoda que es La Riviera, tanto por el calor como por la isleta central con las palmeras, tuvimos bastante suerte con el sitio, sobre todo por el sonido.

Los primeros compases de “Daddy, Brother, Lover, Little Boy (The Electric Drill Song)” sonaron muy bien a mis (taponados) oídos. Los sonidos de la guitarra de Paul Gilbert se oían con bastante claridad, el tono del bajo de Billy Sheehan se podía diferenciar (con un poco de falta de definición) sobre la batería de Pat Torpey y la voz de Eric Martin sonaba con claridad en la mezcla.

El primer tema fue, a la postre, un adelanto de lo que para mí sería el resto del concierto: Paul y Billy espectaculares (con y sin taladradora), Pat muy sólido a la batería y Eric con la voz un poco cansada pero activo y con ganas de complacer. El setlist también estuvo dentro de mis expectativas, que continuó con “Take Cover” antes de entrar en “Green-Tinted Sixties Mind”. En esta canción se pudieron lucir durante un breve momento las voces de los cuatro integrantes del grupo, muy bien armonizados. La selección de canciones me pareció acertada, tanto por los temas como por su orden, manteniendo un buen ritmo a lo largo de todo el concierto.

La estupenda “Alive and Kickin?” precedió a la nueva – aunque compuesta en la etapa anterior del grupo – “Next Time Around”. Entre ambas canciones Paul y Billy pudieron lucirse un rato, mientras Eric y Pat descansaban unos segundos. Reconozco que tengo debilidad por ambos músicos y todo lo que hicieron me encantó pero puedo entender que ciertas personas hubiesen preferido más canciones y menos lucimientos. De igual manera, para unos la actitud de Eric sería demasiado poco sería mientras que a mí me pareció que estaba en su papel. Para gustos, los colores.

“Hold Your Head Up”, el otro tema nuevo, fue recibido con gusto pero no con el mismo entusiasmo que “Just Take My Heart”. Hubo que esperar hasta la octava canción de la noche para escuchar un tema del Bump Ahead, que sería “Temperamental”. Sin embargo, yo quiero destacar la curiosa “It?s For You”, con unas preciosas armonías de Paul, Billy y Pat. Entre las decenas de vídeos que debe haber de esta gira seguro que habrá alguno donde se pueda apreciar esta canción. Ya tienen deberes.

Aparte de acompañar en las armonías, Pat tuvo su momento protagonista con su sólo de batería, que fue seguido de “Price You Gotta Pay”. En esta canción Eric tomaría el traste del bajo de Billy para tocar su parte mientras el bajista utilizaba sus manos para tocar una armónica. Cabe señalar que, a estas alturas, la voz del cantante ya se notaba algo desgastada. Aparte de que ya no es ningún chaval, el calor de la sala pudo tener algo que ver también con su rendimiento, y vi tanto a Eric como a Billy aprovechar más de una ocasión durante las canciones para beber agua.

Como era de esperar, “Wild World” fue aplaudida, coreada y disfrutada por todo el público. “Take A Walk” precedió a un (como siempre) espectacular sólo de Paul que acabaría en dueto con Billy. Y, por eso de doblar, como colofón a la increíble muestra de virtuosismo dual, ambos músicos se armaron de guitarras (normal y bajo) con dobles mástiles con las que procedieron a lucirse con su técnica. Por si fuese poco, Pat y Eric hicieron las funciones de capodastros humanos. Todo un show para los amantes de la guitarra.

En concierto continuó con “The Whole World?s Gonna Know”, seguida de “Rock&Roll Over”, antes de dejar hueco al talento de Mr. Sheehan. El hecho de haberle visto con Vai no hizo que resultase menos impresionante.

Y, por si teníamos poco, llegó el turno de “Addicted To That Rush”. La canción iba a enfilar el final del concierto y el grupo hizo un parón para demandar la participación del público en lo que acabaría siendo un sesión de improvisaciones y versiones, incluido un trozo de “Highway To Hell” que hizo cantar a una sala llena hasta el aforo. Si quieren testimonio audiovisual estoy seguro que Google sabe dónde encontrarlo.

El concierto tuvo una buena despedida. Tras la salida en falso el grupo volvió a escena para cantar junto el público la ineludible “To Be With You”. A pesar del cansancio y el calor el ritmo aumentó para atacar “Colorado Bulldog”. A falta de un cuarto de hora escaso para que diesen las once de la noche, los cuatro músicos se retiraron otra vez, retomando las tablas nuevamente para terminar el concierto con “Shy Boy”.

Independientemente del factor nostalgia que hay en todos los conciertos de reunión yo disfruté de las dos horas de espectáculo y música lo suficiente como para repetir si la reunión dura.

1 comentarios.

Añadir un comentario

  1. 1.

    […] ritmo de las partes pregrabadas. Nos habíamos puesto más o menos en el mismo sitio donde vimos el concierto de Mr. Big y en cuanto empezaron a tocar pudimos comprobar que, de nuevo, el sonido era bastante bueno (con […]