.

Aprovechando un fin de semana tranquilo, me he intentado poner al día de algunos de los feeds que sigo y había dejado sin leer desde hace una temporada. En esto me he topado con una pequeña entrada en Kotaku donde le preguntan a varios personajes de la industria del videojuego qué querían de regalo de Navidad. Me pareció curiosa la respuesta de Sid Meier:

Sid Meier, Firaxis

“A Rickenbacker guitar! Playing and composing music is my second most favorite thing to do – next to making games of course! I’ve wanted one of these guitars for a while – hope Santa is reading this article.”

A principios de los 90 dediqué horas y horas (y horas y horas y horas…) a jugar al Civilization, con lo que el nombre de Sid Meier lo tengo grabado casi a fuego en la memoria. Según un artículo de 1999 para una revista de Baltimore, Sid se dedicaba a componer música para su iglesia, donde también cantaba en el coro con su segunda mujer. En el mismo artículo se señala también que mostraba interés por Bach.

Cuando pienso en guitarras Rickenbacker de lo último que se me pasa por la cabeza son una iglesia y Bach. Claro que, ¿quién dice que tenga que sus intereses musicales se vean reducidos a eso?

0 comentarios.

Añadir un comentario