.

No, no se trata de emborracharse, viciosos.

Leía hace unos días en Harmony Central:

According to Brian Wampler, owner of Wampler Pedals, “A close friend of mine has breast cancer and has no insurance, no family, and the government will not pay any medical costs for her to get the treatment she needs. Now, I’m not rich by any means, but I had to do something to help her. My wife and I came up with the idea of creating a pink pedal that is rich, dynamic, and very tweakable, and donate ALL the profits to her. […]”

Aparte del gesto, que honra al fabricante, el pedal tiene bastante buena pinta. Parece orientado sobre todo a obtener unos sonidos sólidos y cálidos de blues y rock, y el acabado en rosa con purpurina lo hace bastante llamativo. Como señalan en la página del Underdog Overdrive, originalmente sólo construyeron 100 unidades (que era para lo que tenían provisión de materiales) pero ahora han vuelto a producir más. Lo que no se sabe es cuántos harán. Así que los interesados mejor que se den prisa.

2 comentarios.

Añadir un comentario

  1. 1.

    La segunda frase me ha quitado la ilusión de hoy, estarás contento 😛