.

Hace casi un año vi en Kotaku un artículo sobre “drogas digitales”: sonidos que supuestamente provocan relajación, o excitación, o una mayor concentración… Sin hacer de menos a la crónica de Patricia Hernández sobre su experiencia con estos productos me quedaré sólo con la referencia a tonos binaurales.

Los pulsos binaurales son una ilusión auditiva descubierta por Heinrich Wilhelm Dove en la que se perciben sonidos aparentes cuando un oído escucha un sonido en una frecuencia cercana a la del otro oído. Aparentemente este efecto sólo se consigue con frecuencias inferiores a 1000 Hz y diferencias menores de 30 Hz. En la página de la Wikipedia enlazada al principio de este párrafo se puede escuchar este curioso efecto, y comprobar que al retirar el sonido de uno de los dos oídos la ilusión desaparece.

0 comentarios.

Añadir un comentario