.

No tengo a The Metal Circus como una referencia habitual para artículos de opinión pero el titulado “La triste realidad de la venta de discos en España” da una perspectiva interesante, aunque no sorprendente, sobre la situación del mercado de discos.

Es evidente que el negocio discográfico ha mantenido la creación de música durante mucho tiempo y que el declive de este negocio presenta una serie de problemas que no se van a solucionar de la noche a la mañana. Pero tampoco deberíamos olvidar que “industria discográfica” e “industria musical” no son lo mismo.

Aunque haya gente que hace música por amor al arte —la actividad musical puede existir sin una “industria” a su alrededor— creo que sí es necesario algo que permita a los músicos desarrollar una actividad profesional. Lo que no veo imprescindible es que tengan que participar los mismos agentes ni mantener las mismas posiciones ni roles similares. Sí puedo imaginar un escenario similar al que ilustraban en The Oatmeal hace una temporada (pinchar para ver la tira):

Recuerdo una entrevista con Dick Dale [03m18s], al que tuve la suerte de ver en concierto hace unos años, en la que no pintaba un retrato muy favorecedor de los sellos discográficos, ni veía en la venta de discos algo más que un medio para ganar dinero, sin distinguirlo de la venta de camisetas. Si no nos preocupamos de los fabricantes de camisetas en la evolución del mundo de la música quizás debería empezar a dejar de importarnos otros comerciantes.

0 comentarios.

Añadir un comentario