.

Hace dos años o así, una tal Amelia Hamrick estaba con su amigo Luke contemplando El jardín de las delicias de El Bosco —no sé si presencialmente en el Museo del Prado o una reproducción como la que se puede ver en Wikimedia Commons— cuando observaron que en la parte inferior del panel derecho, el que representa al infierno, había un sujeto con lo que a todas luces parece una partitura en su trasero:

Tras esta revelación decidió transcribirla a notación moderna, asumiendo que la segunda línea de la pauta musical es Do, como es común en los cantos de la época, según cuenta ella misma en su tumblr. Dicho y hecho, publicó el resultado en el enlace anterior y ha podido ver más de una adaptación, como señalan en el Daily Mail (de donde sale la imagen anterior), incluyendo un arreglo coral (con letra).

Y así una pintada en la parte posterior de un pecador paso a la posteridad.

0 comentarios.

Añadir un comentario