.

Hace unos días vi el titular de la noticia que acabo de volver a localizar en BraveWords.com: el taller de trabajos a medida de Fender está utilizando bancos instalados en el Hollywood Bowl entre 1981 y 2013 para hacer los cuerpos de una serie de guitarras, la Front Row Legend Esquire.

Según su ficha, estos cuerpos con forma Esquire son de falso ciprés de Nootka con un acabado satinado, mientras que el cuello es de una pieza de arce serrada en cuartos con forma de “C” ovalada sesentera y lacado con nitrocelulosa tintada. El diapasón también es de arce con un radio de 7.25″ (184.1 mm) y 21 trastes de tamaño vintage. La cejilla es de hueso y tiene un ancho de 1.650″ (42 mm) y el clavijero está equipado con clavijas estilo retro, decoradas con el logo de Fender. Todo el mástil está unido al cuerpo con cuatro tuercas a través del embellecedor de la parte trasera y la longitud de la escala es de 25.5″ (648 mm).

La guitarra está equipada con una única pastilla (Custom Shop Original Blackguard Single-Coil Tele) ladeada en la posición del puente que se controla con dos perillas de latón, una para el volumen y otra para el tono. El puente en sí mismo tiene tres selletas de barril de latón compensadas y las cuerdas con las que sale de fábrica son unas Fender USA de acero niquelado (NPS) de diámetros .010 a .046.

No he visto si lo pone en la página oficial pero en un artículo en L.A. Weekly sobre el luthier del instrumento, Yuriy Shishkov, establece el precio de cada uno de estas guitarras en $12,000.

Con la cantidad de conciertos míticos que tiene que haber habido en el famoso anfiteatro en dicha época, en los casi trece años de esta página parece que sólo lo he mencionado una vez, en 2005, hablando de los Monty Python cantando «Sit On My Face».

0 comentarios.

Añadir un comentario