.
Ghost - Dance Macabre [00:05:19]

.

El año pasado me fijaba en los acabados de las Jackson Pro Series Rhoads RR24, en los que se podía apreciar la veta de la madera usada para la cubierta. Ahora me entero que, unos meses después, ponían a la venta otro modelo con remate similar diseñado para el guitarrista de Revocation.

[Se trata de una guitarra de] siete cuerdas con escala de 25,5″ (648mm), cuerpo de caoba con cubierta de fresno y cuello de arce de una pieza through-body con refuerzo de grafito y empalme [del clavijero] de tipo pico de flauta [N. del T.: scarf joint, que también podría ser empalme de rayo de Júpiter], proporcionando la máxima estabilidad contra los rigores y estragos de la carretera.

El acabado natural tratado con aceite del cuello ofrece una sensación suave al tocar, mientras que su diapasón de ébano de radio compuesto de 12″-16″ con veinticuatro trastes jumbo está diseñado para pasajes altamente técnicos tocados a la velocidad de la luz: más curvado a la altura de la cejilla para hacer acordes cómodamente, se va aplanando a medida que se sube por el cuello para velocidades incrementalmente más rápidas y amplios estiramientos de cuerda sin trastear.

Jackson Pro Series Signature Dave Davidson Warrior™ WR7.

Lleva unas pastillas DiMarzio Imperium en las posiciones tanto de cuello como de puente, con los controles en una distribución similar a la de las guitarras de Paul Gilbert: el selector de pastillas más cerca de las pastillas y las perillas a continuación, aunque en este caso la de tono es la que está en la parte más externa del cuerpo. Al igual que el modelo que mostraba hace unos años [05m52s], va equipada con un puente Floyd Rose FRT 1000.

Se puede ver a Dave Davidson hablando un poco de esta guitarra [04m46s], que tiene un precio recomendado de venta al público de $1768,69 y, a día de hoy, se puede encontrar en comercios europeos por unos 1180€. También puede que sea la que se ve en el vídeo que puse por aquí el mes pasado.

.
Polyphia - Nightmare (Rearranged Guitar Cover by Tsibulin feat. Marcell Roncsàk) [00:05:17]

.

Hace un cuarto de siglo conocí POV-Ray, un programa de trazado de rayos, gracias a la mención en el décimo número de PCManía. Recuerdo mis esbozos de modelado de una mano humana a base de entidades blob. Una falta de constancia, disciplina y paciencia (el Amstrad ALT286 al que tenía acceso, con su CPU 16Mhz y 1MB de RAM, no era la plataforma adecuada para estos trabajos) me llevaron a dejar esta afición, sustituyéndola relativamente poco después por la programación de propósito general.

En los últimos meses me ha resultado curioso volver a ver tantas menciones al trazado de rayos, fundamentalmente en el seguimiento del lanzamiento de la serie de GPUs GeForce 20. Tengo curiosidad por ver cómo evoluciona este campo, aunque mis estudios recientes me han llevado más por el camino de WebGL vía three.js.

De hecho, hace dos días llegué a la última lección del curso de Udacity «Interactive 3D Graphics» habiendo tomado mucho más de los dos meses previstos para completarlo. Dado el tiempo pasado entre el momento que comencé el curso y cuándo lo he terminado, probablemente debería volver a hacerlo desde el principio poniéndome como objetivo tardar dos semanas o menos. Además, así volvería a repasar algunos conceptos matemáticos básicos que debería manejar con mayor soltura.

Lo curioso de todo esto es que, a pesar de la evolución de las herramientas para realizar este tipo de representación bidimensional de objetos de tres dimensiones, los principios de proyección son de todo menos novedosos. Sin ir más lejos, en esta lección del curso muestran la siguiente imagen sacada de Wikimedia Commons, disponible a mayor resolución en Zeno.org:

Albrecht Dürer, «Der Zeichner der Laute» (1525).

La xilografía de Durero propone un método para dibujar un laúd en perspectiva. En uno de los blogs de Scientific American lo describen como «la manera más lenta de dibujar un laúd», y señalan que no hay constancia que esto pasase de ser un ejercicio teórico, además de ofrecer un enlace a un estudio sobre la exactitud de la representación de este método. Lo que no me queda claro es el nombre atribuido a esta pieza. He visto una foto de una hoja impresa con esta xilografía en Alamy pero no he visto que la figura tuviera una etiqueta específica. Este texto del Dr. Harald Klinke lo nombra como «Die Vermessung der Laute», aunque este análisis de Martin Mißfeldt opta por el título que parece más común «Der Zeichner der Laute».

La idea me parece ingeniosa pero creo que voy a ceñirme a técnicas más modernas de representación de objetos tridimensionales. Me pregunto cómo de complicado sería hacerlo usando Vulkan

.
Polyphia | New Levels New Devils Medley (Piano Ensemble) [00:04:48]