.

Dicen por ahí que Beethoven preparaba su café con exactamente 60 granos molidos. Aunque lo he visto repetido en multitud de sitios, como en Fact Fiend, he sido incapaz de localizar el origen de esa cifra tan exacta.

Existe una reseña del biógrafo Theodor von Frimmel-Traisenau titulada Beethoven und die Kaffeemaschine que probablemente hace referencia a este texto que Beethoven escribió sobre su cafetera, disponible haciendo una búsqueda en el archivo digital de la Beethoven-Haus de Bonn, pero dicha fuente no menciona las cantidades que consumía.

Según galería de retratos de Beethoven del profesor de química emérito Oliver Seely, la Edición del Bicentenario de Deutsche Grammophon Gesellschaft dedicada a Ludwig Van Beethoven dice que la expresión de los ojos del compositor en el retrato realizado por Ferdinand Schimon se debe a que estuvo trabajando en ellos cuando Beethoven le había invitado a una taza de café de «sesenta granos». Parece que el profesor saca esta información de un texto de Alessandra Comini titulado «The changing image of Beethoven: a study in mythmaking».

Más allá de no poder verificar estas referencias y que, en cualquier caso, parecen hablar de algo anecdótico más que habitual, puede que la fuente de estos datos tampoco sea de fiar. De acuerdo con la información sobre este retrato del archivo de la Beethoven-Haus:

El grado en el que estos datos se corresponden con hechos históricos no está muy claro a día de hoy. El nombre de Ferdinand Schimon aparece diversas instancias de los libros de conversaciones de Beethoven, al igual que el retrato [mencionado], pero [dichas citas] son —como la investigación musical reciente ha demostrado— falsificaciones posteriores de Anton Schindler. Dado que el cuadro de Schimon estuvo posteriormente en la posesión de Schindler parece razonable suponer que Schindler intentó hacer que el retrato pareciese especialmente auténtico y, por tanto, incrementar su valor.

Lo único que me ha quedado claro es que Beethoven alguna vez tomó café, que no creo que sea una gran revelación. Tampoco sé si le entusiasmaba tanto como a Bach, quien compuso la Cantata de Café.

.

El otro día me topé en la web de la BBC con la siguiente cita de Douglas Adams, de The Salmon of Doubt (supuestamente, yo no lo he leído):

Beethoven tells you what it’s like to be Beethoven and Mozart tells you what it’s like to be human. Bach tells you what it’s like to be the universe.

En la entrada de la Wikipedia de Douglas Adams no he encontrado nada de este interés suyo por la música clásica, así que he seguido buceando en los archivos de la BBC hasta toparme con esta entrevista con Adams para la serie Desert Island Discs de la BBC Radio 4 emitida a principios de febrero de 1994. En ella habla un poco de su infancia, hace una selección de piezas de música (fundamentalmente clásica) e incluso menciona su colaboración con Ken Follett en el grupo The Hard Covers, del que tampoco se habla en la Wikipedia pero se puede ver mencionado, por ejemplo, en la página 285 de «The Frood: The Authorised and Very Official History of Douglas Adams» de Jem Roberts.

Fotografía de Douglas Adams que acompaña a su entrevista en Desert Island Discs.

.
Beethoven – 6ª Sinfonía (Leonard Bernstein) [00:45:43]

.
Beethoven – Sonata para piano n.º 21 "Waldstein" (Daniel Barenboim) [00:27:01]

.
Liszt Piano transcription Beethoven Symphony No 5 C minor, G Bellucci [00:33:48]