.

Recuerdo haber visto tanto en el club musical Delta como en Eurielec a personas diseñando y fabricando sus propios pedales para guitarra y bajo. Lo que no recuerdo haber visto es una PCB de un circuito de distorsión en una tarjeta de visita, que es justo lo que ha hecho Kurt Ballou. El guitarrista y productor dice en Facebook:

Hagamos algo juntos. Si me veis en un concierto, o en la calle o donde sea (no enviaré esto por correo), pídeme mi tarjeta de visita PCB. Es gratis. Si tienes algo de habilidad soldando, unos $40 o $50 para gastar en componentes y sabes seguir instrucciones, ¡puede utilizarse para hacer un increíble pedal de distorsión! Este circuito, llamado Brutalist Jr. es una versión simplificada, pero no menos brutal, de Brutalist, un pedal basado en el Providence Stampede [N. del T.: no especifica si el SDT-2 o el SOV-2] que pondré a la venta en 2017 bajo el sello GCI.

Tarjeta de visita PCB de Kurt Ballou.

Aparentemente para desarrollarlo tuvo ayuda de S&K y Dunwich, aunque no sé en qué medida ni si se refiere a la tarjeta o al pedal.

.

El instrumento anterior es un proyecto de Daniel Hulbert que combina en un mismo cuerpo con forma de Gibson EDS-1275 una mandolina afinada una octava por debajo de lo normal y un ukelele. Aunque quizás no se pueda intuir por las pocas entradas de mandolinas o referencias a ukeleles, no me disgustaría en absoluto tener uno o más de estos instrumentos.

.
Instrucciones de los años 20 del siglo pasado, visto en Cigar Box Nation:

.

Armada con un par de lenguajes de programación, un editor de audio, una impresora 3D y un tanto de tesón, Amanda Ghassaei ha encontrado una manera de convertir grabaciones digitalizadas en discos de 33rpm caseros. La calidad sonora de los resultados es algo escasa, a pesar de lo cual la pista de sonido sigue siendo identificable.

[…], the records have a sampling rate of 11kHz (a quarter of typical mp3 audio) and 5-6 bit resolution (less than one thousandth of typical 16 bit resolution). […]

Con todo, tanto la idea como el proceso me parecen interesantes. Usa Audacity para aumentar el volumen del audio y compensar posteriores pérdidas de nivel. Con ayuda de Python extrae la información que necesita desde ficheros WAV y la conforma, guardando el resultado en un fichero de texto. Tras esto, con un script en Processing, genera un fichero STL para poder pasárselo a la impresora 3D.

Los detalles, con algunos ejemplos, se pueden ver y oír en el artículo 3D Printed Record de Instructables.