.

Primero fue el EHX B9. Cinco meses después apareció el EHX C9. Y ahora no han dejado que pase ni un año para presentar el EHX KEY9:

EHX KEY9 Electric Piano Machine [00:08:42]

Me hace gracia que si en la presentación del C9 tocaban la introducción de “Strawberry Fields Forever” en esta hayan incluido el inicio de “Lucy In The Sky With Diamonds”, aunque de lo primero que he pensado al ver y oír este vídeo ha sido: uno, cómo sonaría el arreglo para guitarra que puse hace unos años en la entrada de versiones de “Somebody That I Used To Know; y dos, ese último sonido pide a gritos una versión de la música de Monkey Island.

Mi posición respecto a estos pedales no ha cambiado en el último año largo, así que seguiré admirándolos desde la distancia.

.
Electro-Harmonix C9 Organ Machine [00:11:06]

Esto no se hace, Electro-Harmonix.

Primero sacáis el EHX B9, un pedal brillante cuya compra no podría justificar dada mi escasa habilidad con la guitarra, como ya dije en su momento. Esto no quita que me siga encantando lo que veo de este aparatejo por Internet, tanto por el producto en sí como por el talento de los que saben cómo sacarle partido. Con todo, tenía asumido que en este momento no tendría mucho sentido adquirir un pedal, incluso uno tan interesante.

Pero ahora vais y sacáis el EHX C9, un pedal complementario que sólo me hace desear poder salvar mis carencias, saber que le sacaría provecho y comprarlo todo, incluido el Switchblade Plus. Ay.

En fin, al igual que hace unos meses, hay pocas pegas que le vea. Además, quizás alguien sepa salvarlas, como pasó con el EHX B9 modificado para incorporar un pedal de expresión. De momento lo añado a mi lista de deseados.

.

Antes del verano me enamoró Electro-Harmonix B9. Ya por aquel entonces sabía que lo nuestro era algo imposible e intentaba consolarme buscándole posibles mejoras, que no defectos. Y ahora me topo con esto:

En JHS pedals se puede adquirir un pedal modificado como el que se ve en las imágenes anteriores. Decidido a convertir mis defectos en virtudes, voy a decir que «por fortuna» sigo sin tener talento, tiempo y dinero para adquirir uno de estos pedales (o dos, incluyendo el de expresión). ¿Por qué será que eso tampoco me consuela?

En fin, que los que no seáis unos entusiastas del DIY y podáis costearos el pedal más el servicio de modificación, ahí tenéis la opción de mejorar un pedal bien majo.