.

Recuerdo haber visto tanto en el club musical Delta como en Eurielec a personas diseñando y fabricando sus propios pedales para guitarra y bajo. Lo que no recuerdo haber visto es una PCB de un circuito de distorsión en una tarjeta de visita, que es justo lo que ha hecho Kurt Ballou. El guitarrista y productor dice en Facebook:

Hagamos algo juntos. Si me veis en un concierto, o en la calle o donde sea (no enviaré esto por correo), pídeme mi tarjeta de visita PCB. Es gratis. Si tienes algo de habilidad soldando, unos $40 o $50 para gastar en componentes y sabes seguir instrucciones, ¡puede utilizarse para hacer un increíble pedal de distorsión! Este circuito, llamado Brutalist Jr. es una versión simplificada, pero no menos brutal, de Brutalist, un pedal basado en el Providence Stampede [N. del T.: no especifica si el SDT-2 o el SOV-2] que pondré a la venta en 2017 bajo el sello GCI.

Tarjeta de visita PCB de Kurt Ballou.

Aparentemente para desarrollarlo tuvo ayuda de S&K y Dunwich, aunque no sé en qué medida ni si se refiere a la tarjeta o al pedal.

.

El la imagen, lo que el caballero agarra no es una pipa de agua gigante, si no un didgeridoo:

The didgeridoo (also known as a didjeridu or didge) is a wind instrument developed by Indigenous Australians of northern Australia at least 1,500 years ago and is still in widespread usage today both in Australia and around the world. It is sometimes described as a natural wooden trumpet or “drone pipe”. Musicologists classify it as an aerophone. The instrument is traditionally made from Eucalyptus trees which have had their interiors hollowed out by termites or died of other causes.

Lo particular de este didgeridoo en concreto es que es electrónico:

Kyle Evans, a 24-year-old artist, bought his first didgeridoo in a small shop in Cairns, Australia, three years ago. The owner helped him pick out one of his handmade Aboriginal instruments, and after Evans taught himself to play, he decided to build an enhanced version: an electronically modified, Bluetooth-enhanced PVC pipe that cranks out didgeridoo-like sound with added digital flourishes.

El invento, explicado en Popular Science, apareció hace un par de semanas en MAKE. No he escuchado cómo suena el artefacto en cuestión pero me despierta una cierta curiosidad. El sonido del didgeridoo es bastante particular y me gustaría ver hasta qué punto esta versión es capaz de reproducirlo sin que cante demasiado.