.

Recuerdo que hace unos años a alguien se le ocurrió coger unos CDs y «cocinarlos» en un microondas, capturando algunos momentos del experimento en unas imágenes que pusieron en Twitter. No sé qué clase de equipo utilizaron para tomar las instantáneas pero estoy casi seguro que no estaban equipados con una Phantom v2511, que es lo que usaron los Slo Mo Guys para grabar un CD girando a unas 80000 rpm.

Para conseguir esas velocidades engancharon un CD a un motor de un aspirador Dyson controlado por un autotransformador variable. Para poder grabar a más de 170000 fotogramas por segundo, redujeron la resolución de la imagen de la captura a 384px × 256px. El resultado, ampliado, tiene este aspecto:

Fotograma de una grabación a 170600 FPS de un CD girando a unas 80000 rpm.

Publicaron el montaje del vídeo de todo el proceso [08m35s] hace tres años y sólo lo saco a relucir ahora porque este fin de semana colgaron otro donde repetían el experimento, esta vez girando vinilos hasta desintegrarlos [16m06s]. El único cambio en la equipo utilizado parece ser la Phantom v2640 con la que grabaron a 12500 FPS, obteniendo imágenes como esta:

Fotograma de una grabación a 12500 FPS de un LP girando a unas 80000 rpm.

For Science!

No sé qué será que estos días me fijo tanto en maneras de «aprovechar» LPs, como la guitarra de vinilos de la semana pasada.

.

Leo en en Kotaku que John Romero, al que todavía muchos asocian con Daikatana más que con Wolfenstein 3D, Doom o Quake, se ha asociado con Adrian Carmack (“el otro” Carmack fundador de id Software) y está buscando $700000 para financiar su proyecto, Blackroom, en Kickstarter. Lo describen como un shooter visceral, variado y violento que evoca el clásico estilo de juego FPS con una combinación de exploración, velocidad e intenso combate armado.

Todavía no se sabe mucho del diseño del juego, aunque Romero ha sacado un nuevo mapa para Doom (E1M4b) que se puede descargar de forma gratuita, prometiendo el mismo estilo de juego para su nuevo FPS. La fecha de salida tentativa es diciembre de 2018.

No es la primera campaña de Kickstarter en la que participa. Que yo sepa, al menos estuvo relacionado hace unos años con el proyecto Shaker. Lo que sí es novedoso es la presencia de George Lynch, quien estaría a cargo de la banda sonora de un videojuego. Salvando la inclusión de “Breaking the Chains” con Dokken [03m50s] en una de las emisoras de Grand Theft Auto: Vice City Stories, creo que sería la primera contribución de Lynch al mundo de los videojuegos.

A pesar de no ser un seguidor en particular de ninguno de estos profesionales el proyecto puede resultar interesante y espero que salga adelante. La colaboración con Lynch tiene bastante sentido, teniendo en cuenta que las composiciones de Bobby Prince para la música de Doom se inspiraron fuertemente en temas heavy.