.

Entre los cientos de referencias a guitarras que he hecho se pueden encontrar unos cuantos casos de fabricantes de estos instrumentos. Aunque no sea un tema que toque con frecuencia es bastante razonable que, con todos los años que llevo apuntando cosas, haya mencionado constructores que trabajan con unos u otros materiales, que son aficionados o profesionales, y que se inspiran por distintas temáticas. Lo que no puedo explicar es por qué en ningún caso que yo recuerde se trataba de la obra de una mujer. Sin salir de Madrid, y por mencionar dos nombres centerarios, los instrumentos con los sellos de José Ramírez y Felipe Conde cuentan con constructoras en sus talleres que mantienen el prestigio de sus respectivas marcas. Creo que en ambos casos se trata de negocios familiares pero, aunque seguir una tradición familiar no reste méritos, me gustaría pensar que no es la única manera que una mujer llegue a esa profesión.

Para alimentar un poco esa esperanza, busqué algún caso fuera de las casas tradicionales y lo primero que me topé fue con este artículo sobre las lutieres de Vancouver —o, más bien, sobre la mayor proporción de mujeres con esta profesión que en el resto de Canadá— encabezado por Meredith Coloma.

Meredith Coloma en un vídeo de presentación de Coloma Guitars [].

En una entrevista en She Shreds Magazine se cuenta un poco su historia y en qué consiste su trabajo, más allá de construir cordófonos. Por desgracia, no dan mucha información sobre la guitarra que más me llamó la atención, la decorada con un árbol que se ve en la foto anterior, más allá de que tiene más de ochenta piezas incrustadas.

Debe ser muy interesante conocer los principios de construcción de instrumentos, incluso si no son trabajos artesanales en la definición más estricta de la palabra, como es el caso de unos violines creados con impresoras 3D que vi hace unos años.

.
Bill Bailey con su Hutchins «The Beast». Fuente: The Olive Press sin acreditar.

.

Con la salvedad de una de las guitarras hechas con LEGO que veía por aquí hace unos años, no he visto ningún cordófono construido con los bloques daneses que los usara en el diapasón. Sin embargo, la idea no le pareció tan rara a Atlas, el hijo de Tolgahan Çoğulu, que replicó el aspecto del diapasón microtonal ajustable de su padre con piezas de LEGO. Al guitarrista le pareció una buena idea y se asoció con Ruşen Can Acet para llevarla a cabo, lo que dio lugar a la Lego Microtonal Guitar []:

Guitarra microtonal hecha con LEGO de Tolgahan Çoğulu. Fuente: YouTube.

El aspecto del diapasón me recuerda un poco a los Tonal Plexus de H-Π, uno de los teclados alternativos que mencioné hace una temporada. Y hablando de cosas que han aparecido por aquí, esto también tiene algo de déjà vu: el (potencial) set de LEGO de The Miracle Express de Queen.

Propuesta para LEGO de The Miracle Express de Queen. Fuente: Instagram.

La idea, que está basada evidentemente en la locomotora de vapor que figura en el vídeo de «Breaktrhu» [], fue propuesta hace algo más de un año a través del programa que tiene LEGO para estos menesteres. No está tan lejos de los 10000 votos requeridos para que el fabricante de bloques de construcción revise la propuesta y considere ponerla en producción, como ocurrió hace unos años con el submarino amarillo.

.

Creo que la única vez que consideré interesante comprar una guitarra de fibra de carbono fue hace más de una década, al ver el precio por aquel entonces de The Blade de Composite Electronics, modelo que parece que ya no fabrican. Nunca me he arrepentido de no comprar un instrumento o algún accesorio para los que ya tengo. Incluso diría que, echando la vista atrás, me alegro de no haber gastado el dinero en algo a lo que después no hubiera podido sacar partido. Eso no quiere decir que me deje de llamar la atención del acabado de la fibra de carbono.

La última guitarra de estas características que he visto la vi en la colección de guitarras de conmemoración del cuatrigésimo aniversario de Jackson:

Jackson Custom Shop Limited Edition Signature Mick Thomson Carbon Fiber Soloist.

Esta guitarra creada por Mike Shannon lleva una cubierta de fibra de carbono sobre […] cuerpo de caoba con forma Soloist, cuello through-body de arce, diapasón de ébano de radio compuesto 12″—16″ con 24 trastes y marcas de bloque laterales, pastillas Seymour Duncan® EMTY Blackouts® avaladas por Thomson [guitarrista de Slipknot] en puente y cuello, puente a medida Jackson® MTB HT6 y un clavijero en punta invertido.

En la página de preventa de Capitol Guitars se pueden más fotos de la guitarra junto con algún dato adicional, como que tiene un acabado de (etil)uretano —de ahí el brillo del cuerpo—, que el cuello es de tres piezas con un refuerzo de grafito, que tiene unas escala de 25,5″ o que las clavijas son unas Jackson hechas por fundido a presión.

El precio de este instrumento, más su funda rígida, es de $5999.

.

Una idea es una responsabilidad. Es lo que viene a decir el lutier escoces de Cranmer Guitars cuando habla de cómo algunas construcciones originales de guitarras le llevaron a realizar el siguiente diseño:

Diseño de guitarra de Cranmer Guitars basado en Super Mario World. Fuente: YouTube.

Lo que tiene de particular y asombroso es que, para conseguir el aspecto pixelizado, elaborara todas las partes de la guitarra a partir de 10000 palos de helado que impregnó de tintas de distintos colores antes de separar cada uno en cuatro trozos alargados que, a su vez, tuvo que igualar (uno a uno) para después poder componer píxel a píxel los bloques de la imagen anterior. Es más, una vez compuestos los bloques tuvo que medir e igualar estos para que no hubiera una distorsión en la composición completa.

El propio artesano documentó el proceso completo de construcción [] que, junto a sus observaciones, da una idea mejor de la cantidad de tiempo y dedicación requerida por algo así. Aunque no menciono mucho el pixel art, sí que me considero un aficionado del estilo. Lo de este lutier claramente es otro nivel.