.

Puedo dar fe de la cantidad de tiempo que se puede perder poniendo nombre a un grupo de música. Afortunadamente, el aprendizaje automático viene a nuestro rescate, dando lo que será sin duda el mayor paso en el progreso de la inteligencia artificial: el generador de nombres de grupos de metal de Janelle Shane.

La pregunta del día: ¿puede un ordenador aprender a sonar metálico?

Gracias a HellBlazer de http://www.metal-archives.com/, quien proporcionó un conjunto de datos de más de 100,000 bandas, sub-géneros y países de origen, tuve la oportunidad de averiguarlo.

Pasé el conjuto de datos a un entorno de trabajo de código abierto de redes neuronales que había entrenado previamente para generar recetas de cocina, Pokemon, chistes de toc-toc, frases para ligar y hechizos de D&D. Como de costumbre, las instrucciones eran sólo aprender cómo es el conjunto de datos e intentar crear más de lo mismo. Con más de 100,000 entradas a las que hincar el diente la red neuronal consiguió producir resultados que eran… bueno, sorprendentemente metálicos.

Os presento: Nombres de grupos, de momento sin pedir, generados por red neuronal

Dragonred of Blood – Death Metal – Indonesia
Deathhouse – Melodic Death Metal – Brazil
Vultrum – Folk/Black Metal – Germany
Stäggabash – Black Metal – Canada
Deathcrack – Death Metal – Mexico
Stormgarden – Black Metal – Germany
Vermit – Thrash Metal/Crossover,/Deathcore – United States
Swiil – Progressive Metal/Shred – United States
Inbumblious – Doom/Gothic Metal – Germany
Inhuman Sand – Melodic Death Metal – Russia
ChaosWorge le Plague – Doom Metal – Brazil
Inhum the Thorg – Black Metal – Slovenia
Chaosrug – Black Metal – Mexico
Jazzy – Heavy Metal – United States
Sux – Heavy Metal/Hard Rock – Chile
Dragonsulla and Steelgosh – Heavy Metal – Tuera
Verking of the Beats – Thrash Metal/Crossover Thrashcore – Netherlands
Squeen – Doom Metal – Colombia
Death from the Trend – Black Metal – Croatia
Shuck – Death Metal – Israel
Dragorhast – Heavy Metal/Hard Rock – Germany
Verb – Black Metal – Norway
Black Clonic Sky – Black Metal – Greece
Snapersten – Folk/Melodic Black Metal – Italy
Verk – Melodic Death Metal – Sweden
Snee – Thrash/Death Metal – Brazil
Vomberdean – Melodic Black Metal – United States
Suffer the Blue – Death/Thrash Metal – Germany
Sespessstion Sanicilevus – Melodic Death Metal – United States
Sköpprag – Black Metal – Norway
Sht – Symphonic/Heavy Metal – United States
Sun Damage Omen – Symphonic Progressive Metal – France

Hace un par de años mencionaba el trabajo de Karpathy en relación con la composición de música con RNNs y el año pasado por estas fechas dejaba un apunte sobre la generación de pistas de batería con redes LSTM aprendiendo de Metallica.

Yo, por mi parte, doy la bienvenida a nuestros nuevos amos algorítmicos. Podrán diferenciarme de otras formas de vida orgánica porque estaré escuchando cualquiera de los grupos anteriores mientras llevo puesta la siguiente camiseta:

.

Hace ya unos meses leía la anécdota contada por Glenn Hughes de cómo su nuevo grupo tuvo que desechar su propuesta inicial de nombre, Black Country, por ser el de un grupo que ya existía. Para evitar mayores problemas, añadieron “Communion” al nombre y como Black Country Communion sacaron un disco el mes pasado.

Esto me recordó a otra anécdota, que no recuerdo bien si me la contó alguien o simplemente la escuché en algún lugar. Quizás lo viese en alguna entrevista a Sebastian Bach, en la que contaría como él y sus compañeros de grupo tuvieron que pagar una cantidad de dinero considerable a Gary Moore, que tenía la propiedad intelectual del nombre que querían. Así que, en 1987, reunieron $35000, pagaron al guitarrista británico y el resto es historia para Skid Row.

Y después de esta pequeña pérdida de tiempo, un poco de música para animar el lunes:


Skid Row – Wasted Time [05m26s]

.

Sigo algo liado con mis chorradillas, así que no tengo mucho material preparado para retomar el ritmo habitual en este blog. De momento, aquí os dejo esta pequeña tontería vista en MetalSucks.

.

Una guitarra ideal para emular a Steve Stevens tocando la canción de Top Gun [04m12]. Claro que, ¿quién querría hacer eso después de ver el vídeo? Mejor imitar a Mitch Mitchell, o Biff Byford, o cualquiera de los otros artistas con nombre redundante. La lista es cortesía de Paul Gilbert.

El instrumento en cuestión es de los mismos fabricantes que las guitarras inspiradas en la mitología egipcia y tiene tres variantes.