.

El vídeo de “030” de The Good The Bad no puede considerarse un ejemplo de la regla 34, a pesar de ser lo más sexual que recuerdo ahora mismo involucrando una guitarra. Todavía no he visto el vídeo que mencionaba cuando dejaba caer por aquí la fotografía de Connie Carter desnuda sujetando dos vinilos pero tampoco se me ocurre cómo pueden haberla usado más que como utilería puramente decorativa. Me atrevería a decir que es el caso, dado que aparentemente le dieron la misma Gibson Les Paul Studio a una tal Caprice en otro vídeo, este titulado “Jam Session”:

Claro que no se me había ocurrido que una actriz saliese primero tocando la guitarra y (antes o después) tocándose ella, que al parecer es justo lo que hizo Raven Rockette hace tres años. Al igual que el caso anterior, tampoco lo he visto todavía aunque, y esto también se aplicaría al caso anterior, debo destacar el “todavía” como en Alta Fidelidad [01m41s].

Mientras tanto, puedo hacerme una idea de la parte en la que toca la guitarra a través del canal de Raven Rockette en YouTube. Anécdota friki: según esta entrevista en Pornstar Interviews, su nombre artístico está inspirado en el personaje de cómic Raven.

Con la excepción de Sasha Grey, a la que he sacado por aquí en alguna que otra ocasión pero que está retirada del porno desde hace unos cuantos años, no conozco a otros actores porno que hayan intentado desarrollar su lado musical. Sí hay ejemplos del camino inverso, accidental o voluntario, como el caso del vídeo de Tommy Lee con Pamela Anderson o el tema del posado de Peter Steele para Playgirl, pero no dejan de ser anecdóticos.

Si además me centro sólo en que haya alguna guitarra de por medio he de suponer que será aún más difícil encontrar otros casos, más allá de prestar su imagen en acuerdos como los que dieron lugar a la Jackson King V que se ve en este artículo y que mencionaba por aquí hace diez años, fruto de una asociación entre Jenna Jameson y la compañía de guitarras:

.

Alguien ha disfrutado mucho en la realización de esta muy NSFW versión de la Badinerie de la Suite Orquestral Nº2 en Si menor de Bach para flauta y cuerdas, BWV 1067, interpretada por Tori Black:


Pornquesta – Pornchestra
[01m44s]

Para los insaciables, aqui una versión mucho más convencional [01m21s]. La imagen está sacada de aquí.

.

El otro día me enviaban un corte de la banda sonora de Behind The Green Door, una peli porno de 1972 protagonizada por Marilyn Chambers (quien murió en abril de este año). Curioseando un poco por ahí me encontré con un texto en Confessions of an Ivy League Pornographer, que también está en WFMU’s Beware of the Blog, con textos como:

So what do you like about 80´s porn music?

Nothing. That’s my whole point. 1980´s porn music reeks of repetition, stupidity, loneliness, unoriginality, and unrelenting sadness. Yet because of the instrumentation used, it works. ’80’s soundtracks actually speak to the visceral experience of masturbation itself: it´s like the dull, throbbing death-beat of your heart in your head as you forsake real life and real partners for yet another unhealthy, scared wank.

La verdad es que no conozco bien el mundillo de la música porno aunque podría descargarme Wakka Chikka Wakka Chikka – Porn Music for the Masses Vol. 1 para familiarizarme un poco más. Claro que también podría ver Nightdreams de Stephen Sayadian, que cuenta con el privilegio de ser, aparentemente, la única película porno con un tema de top 100 en su banda sonora: Wall of Voodoo – Ring Of Fire [04m35s].