.

De vez en cuando, me da por fijarme en púas y, en al menos una ocasión, he mencionado la obra de Jack Cole. Lo que no creo haber considerado nunca es la intersección de ambos intereses, por muy evidente que pudiera resultar después de ver estos plectros personalizados:

A ver si con unos días de descanso reactivo un poco mi neurona.

.

Vista en Etsy, igual que los “súper-plectros” que vendía este mismo fabricante hace unos meses.

.

Hace unos meses veía en en DudeIWantThat.com una reseña sobre Pykmax y recuerdo haber echo nota de ver un poco de qué se trata.

Por lo que he visto es una pieza sólida que se amolda al interior de la mano con el propósito de repartir la presión requerida para sujetar un plectro, que normalmente se ejerce en la punta de los dedos. Con un agarre teóricamente más relajado la mano puede trabajar durante más tiempo y supuestamente con mayor control. La idea parece buena, aunque el hecho de que las púas que permite usar son las del mismo fabricante lo veo como una limitación.

En parte me recuerda a la ZeroGravity Orbit comentaban en the Gadgeteer, de la que gente con problemas para ejercer presión en la mano habla muy bien pero cuya púa no es intercambiable y, por lo que dicen, de pobre calidad.

El clip de púa patentado por Chris Broderick limita menos reponer la púa, aunque su precio quizás lo haga menos asequible:

Con todo, no veo una púa gorda encajando en el clip :P.

Por desgracia, servidor agarra el plectro con tres dedos (pulgar, índice y corazón) y ataca la cuerda con un cierto ángulo, postura que no creo que encaje muy bien con la posición “correcta” que estos sistemas promueven.

.
Púa de Batman en Etsy.
Púa de Superman en Etsy.

.

Tras ver la versión de “War Ensemble” de Slayer al ukelele me puse a cotillear en el canal secundario del autor, Rob Scallon, en YouTube. En él se encuentra un vídeo donde habla de las púas que usa [05m4ss], con especial énfasis en las que en la que se ve a la derecha en el siguiente fotograma:

Como él mismo cuenta, se las regalaron en NAMM y son fabricadas por Purple Plectrums. El diseño está inspirado en el de Patrick Hufschmid, un lutier suizo, quien asegura que ofrecen “a better bio-mechanical grip to the player who finds his picking hand to be more relaxed while enjoying an overall improved playing sensation”. No podido probar ninguna de estas púas y las más gordas que suelo usar son de 3.00mm, así que desconozco si los efectos que supuestamente tienen son tan ostensibles. Con todo, si tuviera la oportunidad sí que probaría alguno de estos plectros.