.

El GIF anterior no captura adecuadamente lo ingenioso del invento creado por Zachary Vex, de Z.Vex Effects: un pedal para guitarra que funciona gracias a una única vela de té. En este vídeo de MusicRadar [02m08s] explican los componentes básicos del mecanismo y cómo se combinan para sacar tres usos de la vela:

En primer lugar, la luz de la vela se convierte en electricidad usando dos células fotoeléctricas conectadas al circuito que procesa la señal de audio. En segundo lugar, el calor de la vela hace girar una rueda de latón gracias a un motor Stirling. La rueda esta conectada a un disco transparente situado entre la vela y cuatro fotorresistores que forman parte del circuito mencionado antes. El disco tiene una parte opaca asimétrica de forma que, con su rotación, interrumpe intermitentemente el paso de luz entre la vela y el circuito. La tercera función de la vela es generar la señal luminosa que, a través de todo este montaje, modula la señal de audio.

El mecanismo tiene un imán que controla la velocidad de la rueda de latón gracias a la corriente de Foucault, como explica el propio inventor en este vídeo de 60 Cycle Hum [04m04s] de donde sale la imagen animada del principio. El pedal al que va conectado este mecanismo contiene únicamente tres jacks y un interruptor — supongo que eso lo convierte en un pedal con bypass — y Vex afirma que una vela puede alimentar todo este mecanismo durante cinco horas. Además, el efecto que crea y se puede oír en la segunda parte de este vídeo de Gear Gods [03m10s] es bastante bonito.

Por desgracia, los $6000 que cuesta ponen este pedal tan steampunk fuera de mi alcance. Si tuviera esa clase de dinero para comprar estas cosas ya habría buscado la manera de adquirirlo, después de los B9 (o su versión modificada por JHS), C9 (que también tiene versión modificada por JHS) y KEY9.

.

Otro aparato más con cierto sabor steampunk. En este caso se trata de un sintetizador modular al que su creador bautizó como Coppersynth:

.

Siguiendo la racha de posts con sabor steampunk, aquí dejo un aparatejo algo distinto: el Kenny G Eliminator, visto en Skunkadelia y anteriormente en Gizmodo.


Se puede comprar por $800 y por $400 más se le puede poner una musiquita para que no sea completamente silencioso.

.

Siguiendo un poco con la temática steampunk he aquí un Marvelon, que no es otra cosa que una keytar personalizada en dicho estilo perteneciente a Jay Cartwright, de Lemming Malloy:


Imagen vista aquí.

.

Esta pieza única es obra de Heavy Magic Soulfilled Sound Machines. Los que tengan los $22000 que costó el encargo quizás puedan pedirles un trabajo similar.