.

Recuerdo una entrevista a un escritor, aunque no recuerdo ahora mismo quién era, en la que comentaba que había estimado de la cantidad de libros que se podría leer, partiendo de unas suposiciones razonables de años de vida restantes y el tiempo medio aproximado que le llevaba leer un libro. Ante la cifra que había obtenido, que tampoco recuerdo, llegó a la conclusión inmediata que no le sería posible leer todos los libros que le gustaría, ni de lejos, por mucho que se organizase.

El otro día comentaba que podría hacer más cosas si me organizase mejor, algo muy cierto respecto a estos casos de procrastrinación indefinida, pero es muy probable que también sean demasiadas las cosas a las que me gustaría dedicar tiempo de calidad. Toda esta reflexión viene motivada por unos libros sobre Iron Maiden, como indica el título de esta entrada. En concreto los libros que Stjepan Juras decidió ofrecer gratuitamente a principios de abril: He decidido publicar todos mis libros sobre Iron Maiden en formato digital [PDF] y disponibles sin coste alguno para todo aquel que quiera leerlos.

Portadas de los libros de Stjepan Juras sobre Iron Maiden. Varios ilustradores. Fuente: Maiden Croatia

No sé si llegaré a leerlos pero me parece una iniciativa digna de aplaudir y de difundir, como hicieron en BraveWords, aunque sea con varios meses de retraso. Creo que yo ya tengo demasiadas cosas apuntas «por explorar», aparte de un número considerable de libros pendientes de leer, pero seguro que habrá más de una persona que le parecerá una lectura perfecta para el verano.

.
Tedeschi Trucks Band - Midnight in Harlem (Live) []

.

Cuando apunté hace más de un lustro la visualización de «Piano Phase» de Steve Reich por Alexander Chen no se me ocurrió que podría ser un ejercicio de programación interesante. Afortunadamante, hay gente más despierta que yo y por eso me encontré en Hacker News exactamente eso: Ezra LaFleur explica en su blog como programó «Piano Phase» con SuperCollider.

La Piano Phase de Steve Reich (concretamente, el primer movimiento[…]) en un trabajo pionero del Minimalismo temprano. Reicho la compuso a partir de sólo cinco tonos arreglados en un patrón de doce notes y tocando en dos instrumentos. Esto demuestra en que se puede convertir una cantidad mínima de material musical cuando se manipula con el sistema adecuado […]. Utilizando el lenguage de programación musical SuperCollider, he explorado los métodos requeridos para construir este sistema y manipular el proceso programáticamente.

Primer motivo de «Piano Phase» de Steve Reich: 12 semicorcheas agrupadas 4×3.
Autor: Sylenius. Fuente: Wikimedia Commons.

Unos meses atrás vi, también en Hacker News, una mención a SuperCollider y la dejé anotada, pero no he llegado a echarle un vistazo como era mi intención. Si me organizara mejor podría dedicar algo de tiempo a hacer el mismo ejercicio de Ezra LaFleur aunque, habiendo visto una «solución», es probable que aprenda menos que si lo hubiera intentando sin marco de referencia. Quizás debiera retarme a algo diferente, como intentar generar alguna pieza de música imposible, aunque me gustaría estar más cómodo con mis capacidades musicales para abordar algo así.

.
Pete Townshend - Let My Love Open The Door []

.

El mes pasado mencionaba tangencialmente a Alice Cooper en relación con un producto de alimentación y este fin de semana me topé en Blabbermouth con la siguiente noticia:

Danzeisen Dairy distribuirá este otoño una edición especial de botella de leche chocolatada de Alice Cooper en establecimientos de alimentación y a domicilio, en Arizona. Los beneficios se destinarán a una donación para Solid Rock, la organización sin ánimo de lucro que Alice y su mujer, Sheryl, fundaron en 1995.

Diseño de la botella de leche chocolatada de Danzeisen Dairy con Alice Cooper. Fuente: Instagram

Para los curiosos, hay un par de imágenes de Ideas Collide grabando a Alice Cooper para la promoción de la leche chocolatada.

Con la situación actual no se sabe muy bien cuándo/cómo volveremos a disfrutar de la música en directo, así que me alegro el doble de haber podido disfrutar de Alice Cooper en concierto en septiembre del año pasado.