.

Desde que dije que era raro que hablase tan poco de bajos mi costumbre no ha cambiado mucho. Es posible que sea la primera vez, desde entonces, que menciono otro bajo con la firma de un músico. Mi percepción es que normalmente se anuncian más modelos de guitarras que de bajos pero podría ser una impresión totalmente sesgada y, en cualquier caso, seguro que no es tan desproporcionado como mis intereses reflejan.

Sea como sea, un anuncio reciente en BraveWords superó mis orejeras cognitivas así que hoy apunto otro bajo:

Yamaha Attitude Billy Sheehan 30th Anniversary

Como dicen en este vídeo [], sólo habrá treinta unidades de este bajo conmemorativo del trigésimo aniversario de la producción de la primera iteración del diseño para el artista.

Tiene un cuerpo de tres piezas de aliso con junta estriada, acabado brillante de poliuretano y golpeador de tortuga, equipado con una pastilla DiMarzio Will Power en la posición central y una DiMarzio Woofer diseñada por Yamaha con cubierta a medida en la del cuello, con la posibilidad de que cada una use una salida independiente. Las perillas controlan el volumen de la Woofer, el volumen de la Will Power con un conmutador estéreo/mono mediante push/pull, y el tono de la Woofer con un conmutador de corte alto. El puente es de latón sólido.

El cuello de arce está unido al cuerpo con pernos de inglete, tiene unos anchos de 44.5mm y 57.6mm a las alturas de la cejuela y el décimo segundo traste, respectivamente, y un grosor que pasa de los 20mm en el primer traste a los 24mm en del décimo segundo, y lleva un acabado satinado también de poliuretano pero con tinte amarillo. El diapasón también es de arce, tiene un radio de 10″ (250mm) y veintiún trastes, de los cuales los dieciséis primeros son jumbo y a partir del diecisiete son medianos con hendiduras conforme a a la especificación del artista. La cejuela es de poliacetal y las clavijas son unas Gotoh GB2 con una Hipshot D-Tuner para la cuarta cuerda.

Este instrumento tiene una escala de 34″ (863.6 mm) y lleva cuerdas D’Addario EXL170 / 0.045-0.100 de fábrica, espaciadas a 19mm. Además, es sometido a procesos de A.R.E., que «utiliza temperatura, humedad y presión para replicar los efectos del tiempo en las maderas tonales», e I.R.A., que «libera la tensión entre componentes como el cuerpo, el cuello, el diapasón, la cejuela y el puente». Se vende en un maletín rígido, con un certificado numerado de autenticidad y un segundo golpeador, ambas cosas firmadas por el artista, por $7000.

No sé tanto de instrumentos como para argumentar si lo puede valer o no, pero entiendo que estos instrumentos conmemorativos limitados son más bien piezas de coleccionista, como puede ser la Ibanez PGM333 de su compañero en Mr. Big, así que tampoco me escandalizo por el precio.

.

Los últimos meses he estado disfrutando de las versiones de temas de películas de los ochenta, como la que puse aquí ayer, que han estado publicando en el canal de At The Movies. Tanto viaje musical en el tiempo a esa época me ha hecho recordar algo que vi hace una temporada y creía haber dejado apuntado, pero que me ha costado volver a localizar:

Bajo «Máquina del Tiempo». Autor/Fuente: Doner Designs.

De hecho, lo que recordaba era haber visto un vídeo de Billy Sheehan probando este bajo «Máquina del Tiempo» de Doner Designs [] y haber buscado de dónde había salido para añadirlo a los pocos contenidos que tengo etiquetados con «regreso al futuro», pero no lo hice en el momento y hasta la fecha.

.

Cuando vi el diseño de la guitarra de Yvette Young indagué un poco más en los instrumentos de la marca y, al ver los precios, los dejé archivados como curiosidad sin más.

No sé exactamente qué me hizo recordarlos hace unos días pero, volviendo a curiosear por su web, me topé con que también tienen modelos de bajos. Concretamente tienen dos construcciones, una de cuatro cuerdas y otra de cinco, con dos variantes:

En ambos casos el cuerpo de fresno está ahuecado, lleva una chapa de arce flameado 4A y tiene un mástil de nogal/arce tostado. El diapasón tiene veinticuatro trastes de acero inoxidable y es de arce en el caso del Original y ébano en el caso del Prog. La escala de ambos instrumentos es mixta, de 33″ a 34.5″ (cuatro cuerdas) o 35″ (cinco cuerdas). El Original está equipado con pastillas Nordstrand Zen Blade Hum Cancelling y un preamplificador Nordstrand de 3 bandas, mientras que el Prog lleva unas Nordstrand Big Rig Humbucker con un Darkglass ToneCapsule. Según la página oficial, los precios varian entre los €3295 y los €3495.

Teniendo en cuenta que ya tengo un bajo —mucho más modesto pero que apenas uso— y que por esas cantidades podría comprar dos equipos de batería del tipo que me gustaría tener si dispusiera de espacio y tiempo para aprovecharla, estos bajos también los dejare archivados como curiosidades.

.

Viendo por enésima vez el vídeo «Hold The Line» de Toto vuelvo a toparme con la incógnita de la procedencia del instrumento que luce David Hungate:

David Hungate con un bajo/guitarra en el vídeo «Hold The Line» de Toto.

Afortunadamente, hicieron al menos otros dos vídeos más en esa sesión: el de «I’ll Supply the Love» [04m56s] y el de «Georgy Porgy» [04m11s]. En este segundo hay más de una toma en la que se puede distinguir el logotipo de Fender en los clavijeros:

David Hungate con un bajo/guitarra en el vídeo «Georgy Porgy» de Toto.

Podrían tratarse de cuellos de Stratocaster y Jazz pero no puedo asegurarlo.

Aunque las guitarras con más de un cuello no son tan extrañas, me ha costado más encontrar la combinación de cuello de guitarra de seis cuerdas en la parte superior y bajo de cuatro cuerdas en la inferior. De hecho, más allá de este instrumento en subasta, no me visto mucho más ejemplos

.

Me acordé de la NES Paul que apunté hace diez años al ver el vídeo de Rob Scallon tocando una guitarra con cuerpo de NES [02m07s]. El modelo que mostraba el guitarrista además lleva una consola NES mini dentro, con lo que también se puede jugar con ella, de manera similar a la Guitar Boy que mencioné el año pasado.

A pesar de no ser un concepto original no deja de ser meritorio, por eso me sentí igualmente encantado al encontrar en Make una de las invenciones de Jeri Ellsworth de hace unos años:

Jeri Ellsworth hablando del bajo más sintetizador construido con un C64, en este vídeo [02m53s].

Lo original de esta construcción es que el teclado permite emitir sonidos sintetizados con el chip SID 6581 del C64 original.