.

La semana pasada se me pasó completamente completar el brevísimo apunte de los Beyoncicos con un par de cosas que vi esos días. Por un lado está la versión del comienzo de «War Pigs» de Black Sabbath con la letra de «Deck the Halls», por Aaron Gage [], que suena tan sencillo como curioso y que demuestra un talento y un ingenio digno de loa. Al verlo recordé que había visto algo similar antes y, buscando un poco, no tardé en encontrarlo: un concierto de Sleigher Krampus Band [].

Logo de Sleigher Krampus Band. Fuente: Etsy.

¡Hasta el año que viene!

.
Humor se escribe con lápiz: Beyoncicos. Fuente: Instagram.

.

Mientras sigue creciendo la lista de cosas a las que me gustaría dedicarle tiempo otras personas más sabias que yo han asimilado la cita de un tal Allen Saunders, «la vida es lo que nos ocurre mientras estamos haciendo otros planes», y se dedican a aprovechar su tiempo creando… un walkman que reproduce disquetes de 3½″. Al menos, eso es lo que ha hecho Terence Eden, describiendo el proceso en su blog, al que llegué vía Hacker News:

Floppy Disk Walkman de Terence Eden.

Imprimir la portada con una impresora térmica Bluetooth es un buen detalle aunque tampoco habría estado mal optar por algo un poco más 8-bit.

.

No todo va a ser negativo hablando de redes sociales. Por ejemplo, a través de una de estas plataformas he mantenido un contacto puntual con el gran Isra, compañero del metal al que no veo en persona desde el concierto de Judas Priest, Motörhead y Saxon hace casi una década. Gracias a él he llegado a la siguiente galería de imágenes, que mezcla ilustraciones para libros infantiles con discos probablemente no aptos para tales públicos:

Según Brett Stevens en Death Metal Underground, el origen de este recopilatorio es una hebra en los foros de Nuclear War Now!, que ahora no están inaccesibles pero que todavía se puede consultar gracias a la Wayback Machine del Internet Archive. Ahí se comenta que las ilustraciones fueron dibujadas por la fallecida artista checa Helena Zmatlíková, quien ilustró innumerables libros infantiles[…, ] y ahora han sido profanadas sombríamente por varias personas, incluyendo un tipo que toca en Umbrtka y que escribe para la edición checa de Maxim.

Al verlas lo primero que me ha venido a la cabeza han sido las portadas mal dibujadas que mencionaba el año pasado, quizás porque por su aspecto podrían haber sido dibujadas por niños.

.

Al poco rato de publicar la entrada del otro día sobre las figuras de Slayer me topé en MetalSucks con la siguiente galería de imágenes:

Es curioso que, de todas las portadas que se podrían hacer, esta colección tenga una original en común con las portadas de los Simpsons.