.

El otro día me enteraba de casualidad que Stanley Clarke, compañero del recientemente fallecido Chick Corea en Return to Forever, es el responsable de la música de Pasajero 57, la película donde Wesley Snipes suelta el (en su día conocido) riposte «apuesta siempre al negro». Este hecho no pasa de ser anecdótico pero me volvió a la cabeza cuando vi en MusicRadar un nuevo bajo con su firma:

Fabricado con arce, aliso y palisandro en un diseño de cuerpo clásico de Leo Fender, con un acabado suburst vintage. […] A modo de tribute a Leo Fender, se utilizó un clavijero de Stratocaster de 1964 para prototipar el bajo de Stanley. Stanley le pidió a Tom [Lieber] que lo actualizase, utilizando nuestro diseño propio, y este nuevo diseño se ve en las fotos.

Oneonta Stanley Clarke Spellcaster. Foto: Milo Stewart Jr. Fuente: Oneonta Guitar.

Según la especificación técnica, tiene una longitud de 43.5″, de los cuales 18.25″ son del cuerpo de aliso, que tiene 12.75″ de ancho y 1.75″ de grosor. No veo detalles sobre el trémolo que tiene en el puente ni sobre las pastillas, aunque en las fotos se muestra la función de los dos selectores. La escala de 30.5″, con cuello de arce con acabo claro de ancho que va de 1.5″ en la cejuela a 2.1875″ y grosor de 0.84375″ a 0.90625″ a las alturas de los trastes primero y décimo segundo, respectivamente. Tiene un alma con ajuste en dos sentidos, y diapasón de palisandro con veinticinco trastes de plata niquelada.

El instrumento pesa 8.5 libras y cuesta $1635 (en teoría, descontado desde $2200) que no incluye impuestos ni gastos de envío (que, a Madrid, serían $350). Me pregunto cómo se compara, por ejemplo, con el último bajo que puse por aquí, que fue el del trigésimo aniversario de Billy Sheehan con Yamaha y era bastante más caro.

Creo que cada vez me gustan más los clavijeros invertidos. No sé si serán muy prácticos o si ofrecen alguna ventaja, aunque en el texto de MusicRadar dicen que promete una tensión mayor en la cuarta cuerda a la vez que reduce la tensión en la primera.

.

En el verano de 2019 Gibson denunció a Dean por el supuesto uso fraudulento de una de sus marcas registradas, acusándolos a efectos prácticos de estar haciendo falsificaciones. Dejé un apunte sobre el tema hablando de las marcas registradas de Gibson pero reconozco que no he seguido el tema de cerca. Estos últimos días he visto alguna que otra mención a dicho conflicto judicial por el paso de Dave Mustaine de Dean a Gibson.

No habiendo probado ninguna guitarra con la firma de Mustaine (ni Dean ni Jackson) ni tampoco una V de Gibson, no puedo opinar sobre qué supone el cambio respecto a la calidad de los instrumentos. De todas formas, parece que en estos momentos la información sobre estos modelos es bastante escasa. De hecho, lo máximo que he conseguido encontrar son algunas fotos en Loudwire:

La Kramer es la que más llama mi atención, probablemente en gran parte por el acabado natural. Tengo una cierta curiosidad por saber qué precios pondrán a estos instrumentos y a sus variantes Epiphone, si es que las hacen. Gibson tiene fama de hacer guitarras caras pero me pregunto si alguna llegará a costar lo mismo que la Dean Dave Mustaine VMNT Holy Grail.

.

De vez en cuando apunto por aquí algunas que otras construcciones originales de guitarra. Sin embargo, nunca se me había ocurrido leer algo como lo que contaban ayer en MetalSucks.

Un lector de la página tenía un tío que le inculcó su gusto por el heavy metal. Su tío falleció joven, habiendo dejado instrucciones para donar su esqueleto a una universidad griega. Así se hizo pero, tras veinte años, dicha institución dejó de usarlo y lo devolvieron a la familia. Ante la oposición de esta a cremarlos y en vista de los costes del alquiler de un nicho, el sobrino en cuestión decidió que honraría a su tío de otra manera: convirtiendo sus restos en una guitarra funcional. Aparte de enviar una foto de su tío, también mostró otras del proceso y del resultado, junto con una demostración de cómo suena [].

Parece solo marginalmente más cómoda de tocar que la guitarra de clavos.

.

Todavía estoy babeando por guitarras con acabado de madera envejecida de la compañía de Ola Englund cuando me topo en el Sunday with Ola #35 [] con las novedades de Ibanez para 2021 y veo esta maravilla:

Ibanez Paul Gilbert FRM300-PR.

Cuello Tipo FRM de 3 piezas Okume/Arce, set-in
Ancho 43mm en la cejuela, 57mm en el traste 22.º
Grosor 22mm en el primer traste, 24mm en el 12.º
Radio 305mmR
Cejuela Graph Tech
Diapasón Material Ébano con puntos blancos incrustados
Trastes 22, estrechos y altos
Cuerpo Okume
Pastillas 3 × humbucker DiMarzio PG-13 (Pasiva/Cerámica)
Cuerdas Marca D’Addario EXL110
Grosores .010 / .013 / .017 / .026 / .036 / .046
Afinación 1E / 2B / 3G /4D /5A / 6E
Espaciado 10,5mm
Puente Gibraltar Performer
Cordal Quik Change III
Escala 628mm (24¾″)

No he encontrado un precio oficial pero en Madrid HiFi ya está listada por prácticamente 1200€. Ojalá pudiera justificar tenerla, porque probablemente sea la que más me guste hasta la fecha de la serie de Ibanez Fireman de Paul Gilbert, pero me sentiría muy culpable gastándome esa cantidad de dinero y no sacándole partido.

.

Hace poco más de un mes veía el piano de LEGO y ahora encuentro en Metal Injection con el siguiente kit:

Fender Stratocaster diseñada por TOMOELL. Fuente: LEGO IDEAS.

Aunque la ficha de su entrada para el concurso Music to our ears! dice que no pasó a la siguiente fase, en Brick Fanatics aseguraban a finales de septiembre que el anuncio de su fabricación y venta es oficial.

Aunque me parece un buen diseño me llama mucho más la atención otro proyecto hecho con LEGO que encontraba en esta ocasión en Tom’s Hardware:

Gramola creada por Dennis Mellican que utiliza minifiguras de LEGO para controlar Spotify a través de una Raspberry Pi.
Fuente: YouTube [].

Hay un soporte de Lego Dimensions conectado a un Raspberry Pi. Cuando se pone una minifigura sobre el soporte, la RasPi comprueba de qué figura se trata y cambia la música a la pista correspondiente a la minifigura. […] Las minifiguras se detectan usando etiquetas NFC, así que en su lugar se puede utilizar cualquier cosa con una etiqueta NFC. Esto incluye Amiibos, Skylanders e incluso figuras de Disney Infinity.

El autor describe en Medium el desarrollo del proyecto y da instrucciones para quien quiera replicarlo. La verdad, si tuviera tiempo para hacer algo antes querría probar a procesador de efectos para guitarra con Guitarix sobre una RasPi. Claro que sin una interfaz de audio es complicado plantearse siquiera abordarlo, pero como idea es atractiva.