.

Sin salirme de la temática, del blog expirado del otro día paso a un contenido que el incombustible Fer, al que espero parecerme algún día, me pasaba el lunes pasado. Se trata de un enlace a la página de Teddy Koker explicando brevemente su trabajo, disponible en GitHub, de recreación de un modelo de emulación de amplificadores de guitarra en tiempo real, publicado por Alec Wright et al. en MDPI.

El trabajo del señor Koker se centra en la réplica del sonido de un pedal analógico de efectos de guitarra, en particular de un Ibanez Tube Screamer TS-9:

Recogemos los datos conectando el pedal a una interfaz de audio y grabando la salida de una muestra de grabaciones de guitarra. La muestra IDMTSMT-Guitar contiene grabaciones sin comprimir de diferentes guitarras eléctricas, con frases monofónicas y polifónicas en distintos géneros y técnicas. Usaremos un subconjunto de 5 minutos de estos datos y almacenaremos tanto el audio original como la salida del pedal cuando el audio lo atraviesa. Para mantener la reproducibilidad, ponemos todas las perillas tanto en el pedal como en la interfaz de audio a las 12 en punto:

Aunque concluye diciendo que el modelo es suficientemente pequeño y eficiente para ser usado en tiempo real no he tenido tiempo de comprobar de primera mano qué tal funciona. Me pregunto si podría ensayarlo con una Raspberry Pi, como lo que veía hace poco del proyecto de procesador de efectos para guitarra.

.

En marzo del año pasado hablaba de unos diseños de Gibson, entre ellos el de la Flying V. En la imagen promocional que recogía entonces se puede ver que el diseño tenía número 181867 de patente en los EE.UU. que, si se consulta en Google, se puede ver que está fechada el 7 de enero de 1958. Deseando hacer lo mismo en Europa, la empresa solicitó una patente en la EUIPO (la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea) el 16 de junio de 2010 sobre la siguiente marca tridimensional aplicada a tres categorías (aparatos e instrumentación; instrumentos musicales; y ropa, calzado y sombrerería):

Marca tridimensional aumentada a partir de esta con Bigjpg para la que Gibson solicitó una patente en la EUIPO en 2010.

Aunque en primera instancia se les concedió, Hans-Peter Wilfer, propietario de Warwick y Framus, solicitó su impugnación en lo referente a instrumentos musicales. En 2016, la sección de cancelaciones de la EUIPO atendió esta solicitud y falló a favor de Wilfer, alegando que el solicitante [de registro] no estableció el caracter distintivo adquirido por dicha marca en la Unión Europea. Gibson apeló en 2018 y perdió, tras lo que llevó su apelación al Tribunal General de la UE.

Un panel de tres jueces ha desestimado esta segunda apelación, obligando a Gibson a pagar las costas del proceso. En su fallo del 28 de junio de 2019, la corte declara que a pesar de que la forma de la Flying V era muy original cuando salió al mercado en 1958, [el solicitante (Gibson)] no puede negar la evolución del mercado durante los 50 años posteriores, caracterizado en adelante por la disponibilidad de una amplia variedad de formas […] La originalidad de la forma debe ser evaluada a la luz de la situación del mercado tomando como punto de partida la fecha de la solicitud […]

En esa línea, señalan que la presencia en el mercado de un número significativo de formas con las que se encuentran los consumidores hace improbable que vayan a considerar una forma determinada como perteneciente a un fabricante específico, sino más bien que sea una de las varias formas que caracterizan al mercado. El amplio espectro de formas con una apariencia original […] ya presente en el mercado limita la probabilidad de que una forma en concreto sea considerada como un caso aparte de las normas predominantes en dicho mercado y, por lo tanto, de que sean identificadas por los consumidores exclusivamente en base a su especificidad o su originalidad.

Con todo, Gibson tiene una colección considerable de solicitudes de patente en la EUIPO, entre las que se pueden encontrar al menos esta y esta referentes a la Flying V en la categoría de instrumentos musicales de cuerda. Y nada hace pensar que vayan a dejar perseguir agresivamente esta línea tras la re-estructuración actometida a raíz de su declaración de quiebra para solicitar la protección de bancarrota del año pasado.

Al menos esa es la impresión que transmite el vídeo ahora retirado de YouTube pero conservado en reddit de Mark Agnesi, Director de Experiencia de Marca de Gibson [03m39s], en el que le dice a los otros fabricantes que «han sido avisados» y que la gente de Gibson esta ahí «para proteger [su] legado emblemático en los diseños que [han] creado a lo largo de generaciones».

No sé nada de este señor, ni de quién fue el responsable de realizar y publicar el vídeo. Puede que fuera idea suya —por lo poco que entiendo de su cargo, cae directamente bajo su competencia y sería el máximo responsable— o que haya tenido que hacerlo por indicación de sus superiores a instancias de otras personas. Lo que sí sé es que el mensaje no fue muy bien recibido y, es de suponer, por ello lo retiraron al poco tiempo.

Algunas personas no tardaron en señalar que el mismo protagonista del vídeo no disimulaba su aprecio por una Ibanez Rocket Roll [02m33s]. Él mismo cuenta como a finales de los 70 Ibanez imitó los diseños de Gibson con lo que se conocen como las lawsuit guitars (guitarras de pleito).

Esta mención es pertinente a todo lo anterior porque, hasta donde he podido ver, el apelativo deriva de la denuncia que Gibson hizo sobre la copia del diseño del clavijero. Al menos así es como lo señalan en Soundfly y en Jazz Guitar Online. Creo que es igualmente relevante que el caso se cerrara con un acuerdo fuera de los tribunales. De hecho, en denuncias similares más recientes contra otros fabricantes (Fernandes y PRS) los procesos han acabado dando la razón a los demandados. Ya se verá que pasa con su denuncia contra Dean.

Independientemente de la legitimidad de estas acciones legales, no creo que sea muy positivo para la marca reconocer que lo que pueden aportar como fabricante de guitarras hoy en día está enfocado a litigar sobre diseños de hace sesenta años.

.

Es curioso ver las cosas que registro y las que se me pasan por alto entre todo lo que suele interesarme. Por ejemplo, el anuncio de la Chrome Boy de Satriani me llamó la atención porque había estado mirando un tema relacionado unas semanas antes. Sin embargo, el anuncio en Premier Guitar del modelo de trigésimo aniversario de Paul Gilbert con Ibanez no me vino a la memoria mientras veía todo el material posible del lanzamiento del nuevo disco del guitarrista, como el vídeo de Havin’ It.

No ha sido hasta que me he puesto a hacer limpieza en el correo electrónico y me he topado mensaje de publicidad que me había llegado en febrero que la he «visto».

Ibanez PGM333 Paul Gilbert 30th Anniversary

De la nota de prensa:

Este instrumento único lleva consigo todos los matices más finos de artesanía que se encuentran en todas las guitarras Ibanez hechas en Japón. La guitarra tiene [un] cuerpo RG [de] caoba y un mástil PGM de cinco piezas de arce/nogal. El cuello está rematado con un diapasón de ébano de Makassar con incrustaciones rectangulares de abulón/acrílico [y trastes jumbo]. El motor tonal que impulsa a este instrumento es un conjunto de tres pastillas DiMarzio PG-13 mini humbuckers.

[… Tiene] un acabado Dorado Champán[, puente Gotoh GTC101] y herrajería de oro. […] Incluye un maletín[, certificado de autenticidad] y un paquete de plectros PGM 30th Anniversary.

El precio que marcan en Premier Guitar es de $3466,65 y, para los interesados, en la web de Ibanez enlazan a un breve vídeo de Paul Gilbert mostrando la guitarra [02m58s].

A mí me gustan más los modelos Fireman, creados para el vigésimo aniversario de Pablo Gilberto con el fabricante de guitarras, aunque me gustarían aún más con veinticuatro trastes. Quizás por mi preferencia por esos modelos no me llamó la atención inmediatamente esta guitarra. O simplemente me despisté.

.

Como el tiempo pasa volando, se me hace como si fuera ayer que estuviera hablando de la portada de Surfing With The Alien pero ya ha pasado algo más de un mes. Por eso me pareció una coincidencia que «al poco tiempo» —la semana pasada— me llegara el anuncio de la disponibilidad del modelo de guitarra probablemente más simbólico de Satriani:

Ibanez JS1CR Joe Satriani Chrome Boy

Buscando algo más de información, he visto que el año pasado el propio Satch anunció una edición conmemorativa del trigésimo aniversario [02m50s], la JSCR30. Comparando las fichas de ambos modelos parecen ser fundamentalmente iguales.

El mástil está compuesto por tres piezas (arce/bubinga/arce) y tiene un perfil JS: ancho que va desde 42,8mm en la ceja hasta los 56,4mm en el traste n.º 21; grosor desde los 20mm en el primer traste hasta los 22.3mm en el n.º 12; y radio de 250mm. Sobre él reposa un diapasón de palorrosa con incrustaciones circulares de nácar y 24 trastes medios con tratamiento Prestige. La escala es de 648mm (25,5″) y el cuerpo es de aliso con el famoso acabado cromado.

El puente es un tremolo Edge, con palanca Ultralite en el caso de la JS30CR. La pastilla del puente es una DiMarzio Satchur8, una humbucker pasiva de AlNiCo, mientras que la del cuello es una Sustainiac Stealth Pro cuyo driver se activa con la perilla del tono y tiene un control independiente de tres posiciones. La perilla del volumen sirve también para activar un filtro paso-alto, supongo que para potenciar los agudos a volúmenes bajos. La combinación de las señales de las pastillas se controla con un selector de tres posiciones. Las cuerdas vienen de fábrica con afinación estándar con calibres de 0,009″ a 0,042″, espaciadas 10,8mm.

Me parece que la última guitarra de esta serie que mencioné fue la Ibanez JS1000 Chickenfoot, casi hace una década. Lo que decía, el tiempo pasa volando.

.

Después de ver un vídeo de Paul Gilbert presentando la nueva FRM200 [03m59s] me puse a curiosear por los modelos de esta serie.

Gilbert tuvo la primera guitarra Ibanez con su firma en 1989, comenzando la serie PGM. Para el vigésimo aniversario de este suceso le propusieron diseñar un nuevo modelo, así que tomo la forma de la Iceman de Ibanez y, usando PhotoShop, hizo su imagen especular a lo largo del eje del cuello y aumentó el hueco que ahora quedaba en la parte inferior a la altura de la juntura del cuello. El resultado fue la PGMFRM1:

Ibanez Paul Gilbert PGMFRM1.

Inicialmente la llamaba Reverse Iceman pero, a sugerencia de un fan, decidió llamarla Fireman. Se fabricaron cuarenta y cinco modelos de este tipo, con cuerpo y cuello de korina (limba), diapasón de palisandro con veintidós trastes, puente Gibraltar II, golpeador de carey y tres pastillas DiMarzio Area ’67. También fabricaron cinco guitarras de otro modelo con cuerpo y cuello de alce, mismos diapasón y puente, y dos humbuckers DiMarzio Air Classic, al que se le dio la referencia PGMFRM2:

Ibanez Paul Gilbert PGMFRM2.

Ambos modelos se pueden ver en este vídeo de 2009 [05m55s]. Un par de años más tarde sacaron el primer modelo de producción no limitada, la FRM100. El cuerpo era de caoba, mientras que el cuello estaba compuesto por tres piezas de caoba y alce. Tenía una escala de 628mm (24¾″) y diapasón de palisandro con veintidós trastes. Estaba equipado con tres pastillas DiMarzio, dos Injector y una Area ’67 entre ellas, y puente Tight-Tune:

Ibanez Paul Gilbert FRM100 Transparent Red.

Había dos variantes, una en rojo con golpeador de carey y otra color mostaza con golpeador blanco. Además, en 2014 fabricaron una edición limitada —de unas quince guitarras, según este artículo— que denominaron FRM250 o, en ocasiones, FRM25 para conmemorar los veinticinco años de Gilbert con Ibanez. Este modelo llevaba humbuckers Air Classic en lugar de las pastillas Injector y tenía un cuerpo de caoba con cubierta de arce veteado decorado con un golpeador negro:

Ibanez Paul Gilbert FRM250.

Un año más tarde presentaron el modelo FRM150, sustiyendo a la FRM100 y de características idénticas a la versión roja de su antecesora pero con golpeador de tres láminas negro y blanco, y configuración de pastillas igual que la FRM250:

Ibanez Paul Gilbert FRM150 Transparent Red.

También existe un modelo en morado equipado con un tremolo Ibanez Edge que se puede ver en este vídeo [37m27s] del año pasado y en el artículo relacionado de Premier Guitar, del que no he encontrado una imagen en formato similar a las anteriores para incluir.

Y eso nos trae a este año, cuando han presentado el modelo que mencionaba al principio, la FRM200. Hereda muchas de las características de modelos anteriores pero también tiene algunas diferencias.

La escala sigue siendo de 628mm (24¾″), el cuerpo de caoba acabado en blanco y el cuello de tres piezas de caoba/arce, con el perfil de las FRM: ancho que va desde los 43mm en la cejilla a los 58mm en el traste vigésimo segundo, y grosor de 22m en el primer traste y de 24mm en el décimo segundo. El diapasón en este caso es de ébano, con un radio de 305mm, con veintidós trastes estrechos y altos y decoraciones de puntos de nácar. Lleva dos mini-humbuckers DiMarzio PG-13 y puente y cordal Tight-Tune que, al igual que los herrajes, están cromados. Tiene además un golpeado negro y la posición de las perillas que le gusta a Gilbert:

Ibanez Paul Gilbert FRM200.