.

Al mencionar los teclados alternativos en la entrada sobre el diapasón microtonal hecho con LEGO repasé alguno de los enlaces que puse entonces y acabé topándome con un artículo en Hackster.io sobre este controlador MIDI:

Harmonicade de KOOP Instruments.

Leyendo un poco más sobre su diseño —los interesados en replicar este controlador pueden visitar el enlace del proyecto para saber qué necesitan— y cómo se toca me recordó a otro teclado que había visto hace más de una década, aunque este era un teclado de tabla armónica y Harmonicade tiene una distribución de notas de Wicki-Hayden en sus dos módulos de cinco octavas y media. Lo curioso es que no fue hasta algo más tarde que me acordé de Pianocade, a pesar de la similitud en el nombre y en el uso de botones del estilo de los de las máquinas recreativas.

.

En mi cabeza parece que el trigésimo aniversario de la especificación MIDI fue hace poco tiempo. Es posible que los casi treinta y siete años que han pasado desde el evento original que se conmemoraba entonces se le hayan hecho igual de cortos a otros. Sea poco o mucho tiempo, es ahora cuando llega la nueva llega MIDI 2.0 y trae consigo hasta 256 canales, hasta 32 bits de resolución, bidireccionalidad y la paz mundial.

Bueno, eso último no lo dicen y, a juzgar por algunos de los comentarios en Hacker News sobre un artículo en Reverb del mismo tema, parece ser causa de algún que otro choque de opiniones.

Esquema del entorno MIDI 2.0. Fuente: midi.org.

Sea cual sea el caso, supongo que habrá que esperar a que los fabricantes de instrumentos oferten controladores que implementen esta especificación para ver qué se puede hacer con ellos. Teniendo en cuenta que algunos de dichos fabricantes son los impulsores de la nueva especificación me imagino que tendrá un apoyo mayor que otras iniciativas alternativas a MIDI, como OSC, y no hará falta esperar a ver por cuál se decanta la industria pornográfica para saber la que triunfará.

De hecho, el teclado A-88MKII de Roland se está presentando ya como el primero «MIDI 2.0 ready» aunque no me queda muy claro qué se consigue con eso, ni si es un buen producto en conjunto. Apenas sé nada de teclados, pero la marca nipona parece saber lo que se hace estos últimos años, al menos por todo lo que he visto de los Katana de su filial BOSS y lo que estuve probando para tener una referencia de batería electrónica hace una temporada.

.

El otro día mencioné controladores MIDI y me hizo recordar que poco antes había visto en algún lugar una mención a la Lekholm DM48, una «armónica cromática digital de 12 agujeros y 48 notas». O, más concretamente, un controlador de instrumentos electrónicos en forma de armónica cromática [con] doce sensores de presión independientes[,] sin síntesis de sonido incorporada.

Curioseando por el listado público de contenidos de un directorio de imágenes en el servidor de la página web se pueden ver algún documento gráfico del trabajo del profesor Erik Larsson Lekholm.

No conozco muchos controladores MIDI de viento. Que me vengan a la cabeza en este momento están el Synthophone y la gaita electrónica multitímbrica del ex-presidente de la SGAE, pero seguro que hay muchos más.

También reconozco mi ignorancia del mundo de los músicos conocidos por su habilidad con la armónica. Ahora mismo me costaría recordar el nombre de tres. Uno sería Paul Butterfield, al que conozco por alguna mención de Alice Cooper. Otro sería Sonny Terry, aunque sólo sea por el final de Stroszek. Claro que la mención de esa película me trae a la cabeza el nombre de su protagonista y eso hace que salte a Bruno quien, con todos mis respetos, no creo que sea reconocido por esa faceta. Debería venirme a la cabeza antes Sonny Boy Williamson por la mención en el documental de la BBC Can Blue Men Sing the Whites? pero es evidente que mi neurona va por libre.

También podría haber sido más tangencial. Podría haber pensado en la armónica de Ozzy.

.

Viendo el vídeo de ayer de Samantha Fish me acordé del concierto de Seasick Steve en el festival Pinkpop de 2012. Parece ser que ese mismo año Fish compraba en Stogie Box Blues la guitarra de caja de cigarros que sale en el vídeo.

Estuve mirando esta clase de instrumentos un rato, volviendo a toparme con las instrucciones de hace casi 100 años para construir un ukelele con una caja de cigarros, pero al final me despisté —sabía que debería haber girado a la izquierda en Albuquerque— y me topé con algo totalmente distinto: una galería en la página de Cyanguitars de los instrumentos que han hecho para el grupo alemán Lord of the Lost, entre los cuales me llamó la atención este:

Cyanguitars Nora

Inicialmente pensé que era un diseño conceptual pero, por lo que dicen en la página del fabricante, se trata de un instrumento funcional compuesto por un controlador MIDI y un cordófono de dos cuerdas con escala barítona, hecho para Gared Dirge de la banda germana.

Me pregunto si en algún momento alguien que quiera un controlador MIDI con cuerdas resucitará la idea de la SynthAxe.

.

Recuerdo haber visto Euphony, un reproductor y visualizador MIDI para la web, hace unos años y quedarme con las ganas de experimentar con la idea de la representación de MIDI con WebGL. Cierto es que al ver los problemas de sincronización en la reproducción de la Rapsodia húngara n.º 2, además de leer el texto que vi unos días más tarde sobre los problemas del sonido con HTML5, me hicieron archivar la idea.

Lo que no consideré fue experimentar en otros contextos, con software especializado en la creación de gráficos trimensionales, como puede ser Blender. Afortunadamente, hay gente con más imaginación y talento que yo que sí tuvo dicha ocurrencia, como es el caso de Andy Fillebrown. Aunque parece que lleva dos años sin publicar nada, su canal de vídeos en YouTube acumula unas cuantas visualizaciones de este estilo:

Visualización de la Rapsodia húngara n.º 2 de Listz, realizada por Andy Fillebrown [08m58s].

Las interpretaciones no son perfectas, a fin de cuentas no dejan de salir de un fichero MIDI, pero con las representaciones animadas resultan casi hipnóticas.