.

El viernes pasado dio para unas cuantas felicitaciones más. Aunque ya no estoy para estos trotes, en este resucitado San Teleko no podía faltar a dos actuaciones muy especiales.

La primera, la de los Rasca. ¡Grandes! Un pequeño despiste y algún que otro problemilla técnico no pudieron impedir que disfrutásemos todos con el repertorio. Por cierto, gracias el momento de “pero-qué-viejos-que-somos” que pude compartir con Paco Yebouna al escuchar el “Don’t Cry”, tema que tocamos (él al bajo, yo a la batería) hace ya unos cuantos añitos acompañados, entre otros, por otro miembro de Yebouna, Ángel.

Hablando de los Yebouna… La última actuación de los Yebouna Kogorza con Langas a la batería era el segundo evento que no me podía perder. Primero porque era mi última oportunidad de ver a la ya antigua formación de Yebouna en directo, y segundo porque estrenaban canción. Aunque en este me auto-asigné el puesto de segurata en el backstage la verdad es que resultó un concierto muy divertido. De hecho, con la cantidad de gente y consecuentes empujones que hubo delante del escenario casi preferí verlo todo desde un sitio más tranquilito. Nuevamente, véase “pero-qué-viejos-que-somos”.

Por desgracia no pude quedarme a ver a Gizmo otra vez pero espero poder repetir la experiencia pronto. Y quién sabe, lo mismo el próximo San Teleko tengo otra oportunidad…

4 comentarios.

Añadir un comentario

  1. 1.

    Gracias x venir xico!!

    Estuvo genial, la verdad

  2. 3.

    Ay, Gonzo, qué envidia me das. Verde me estoy poniendo.

    Muchos besos