.

No, no voy a volver a mencionar a Canned Heat. En realidad, podría haber puesto cualquier título de canción que hiciese referencia a la carretera y habría sido igualmente apropiado para hablar de la carretera musical [01m06s].

La idea es simple. Se graban en el asfalto líneas perpendiculares al trazado de la carretera de modo que, al pasar los coches por encima, los neumáticos produzcan sonidos. Variando la separación de los trazos en los distintos tramos se obtienen diferentes “tonos”. La idea ha sido llevada a la práctica, como casi era de esperar, en Japón.

Claro que siempre podría ser peor.

Vía MAKE.

0 comentarios.

Añadir un comentario