.

Todavía tengo literalmente miles de cosas que ver del mes pasado pero este par de elementos destacaron nada más ver sus títulos.

En primer lugar, en el Anecdotario del Rock señalaban este artículo de Vic Fearn & Company Ltd.: un ataúd con forma de guitarra eléctrica. Aunque ya apareció hace un par de años en la edición digital del Daily Mail la historia tiene su origen en el año 2004, cuando la familia de un adolescente fallecido en un accidente doméstico encargó el diseño inspirado en la guitarra del chaval.

En segundo lugar, en Gibson anunciaban el lanzamiento de una nueva Epiphone con la firma de Zakk Wylde: ‘Designed by Zakk in cooperation with Epiphone, the new Graveyard Disciple combines killer sound with equally killer looks. Shaped like a coffin, the edges of the body are tapered and “pin-striped” in silver giving it a striking visual appearance and depth while providing for a comfortable feel. Pick one up on stage and you will raise the dead!‘ A mí esta guitarra no me entusiasma demasiado pero como curiosidad no está mal.

3 comentarios.

Añadir un comentario

  1. 1.

    “mataría por uno así” uno, y una vez que mató y lo consiguió le tocó regalarlo para dárselo al muerto…
    chiste malo… pero no son horas