.

¿Y por qué no? A pesar que el propio retratado confiesa que nunca ha tocado la batería, he aquí un dibujo ilustrando esta posibilidad:

Menos mal. Sólo nos faltaba que tuviese más talentos :P.

0 comentarios.

Añadir un comentario