.

Al final pude probar la Trooper 666 de Iron Maiden y Robinsons y, aunque no entiendo mucho de bebidas alcohólicas, me ha gustado más que otras que he catado de otros grupos, como la de AC/DC y la de KISS. Ya puestos, no estaría mal darle un tiento a otras, aunque sólo fuese por curiosidad. Un ejemplo podría ser la Black Tongue de Mastodon, anunciada a mediados de noviembre de 2013:

En los últimos años se han lanzado varios productos de este tipo, aunque la sensación que yo tengo es que al menos inicialmente eran sobre todo vinos. En junio de 2012 me hacía eco de la salida al mercado del vino de Slayer y recuerdo que poco después Blind Guardian hizo algo parecido. Algunos músicos han llegado a convertirlo en un negocio, como es el caso de las bodegas Caduceus de Maynard James Keenan o, más recientemente, las viñas Mustaine de Dave Mustaine.

Y los hay que han optado por otras bebidas espirituosas. Por ejemplo, Kerry King tiene su whiskey Coldcock mientras que los chicos de Rammstein optaron por comercializar vodka “Feuer & Wasser”:

Claro que si quisiera un vodka probablemente probaría antes el Crystal Head de Dan Aykroyd, uno de los Blues Brothers:

Buscando algo más sobre estos productos me tope con Metal and Wine, donde se pueden comprar unos cuantos, además de otros que no he mencionado. Me pregunto si habrá algún servicio similar en España…

0 comentarios.

Añadir un comentario