.

Si hace no mucho hablaba de Freedrum, ayer me topaba con otro proyecto en Kickstarter, denominado JamStack: El primer amplificador de guitarra acoplable que se conecta al teléfono móvil para que puedas tocar la guitarra en cualquier lugar en cuestión de segundos.

El invento aúna varias ideas bastante interesantes. Se trata de un amplificador con un altavoz de 10 vatios que se ajusta al cuerpo de una guitarra convencional —señalan explícitamente que no enganchará bien en una Flying V, pero supondré que no tendrían problema con una Explorer; si hubiese que elegir entre los recientes modelos Ltd. Ed. Korina de Epiphone, por ejemplo— y se puede enchufar a un dispositivo móvil para utilizar aplicaciones de modelado, tocar con pistas de acompañamiento o usar cualquier otro tipo de programa.

El amplificador tiene una perilla de encendido y control de volumen, un botón de bypass de la conexión al móvil y salida para cascos. El móvil se ajusta con un brazo que puede colocarlo en distintas posiciones, ya sea pegado al cuerpo de la guitarra o en perpendicular, para utilizarlo también como pantalla cara al guitarrista. La campaña de financiación todavía durará tres semanas pero ya han superado con creces su objetivo así que, dado este éxito, han decidido añadir emparejamiento Bluetooth de manera que se pueda usar también como altavoz externo.

Un JamStack conectado a un bajo.

Hace ya una temporada demasiado larga que no toco la guitarra pero puedo dar fe de las bondades de los pequeños amplificadores, como el Danelectro HoneyTone que me regalaron. De las aplicaciones de modelado no puedo comentar, ya que no he probado ninguna, aunque sobre el papel me parecen una idea excelente.

0 comentarios.

Añadir un comentario