.

Hace unos días vi el titular de la noticia que acabo de volver a localizar en BraveWords.com: el taller de trabajos a medida de Fender está utilizando bancos instalados en el Hollywood Bowl entre 1981 y 2013 para hacer los cuerpos de una serie de guitarras, la Front Row Legend Esquire.

Según su ficha, estos cuerpos con forma Esquire son de falso ciprés de Nootka con un acabado satinado, mientras que el cuello es de una pieza de arce serrada en cuartos con forma de “C” ovalada sesentera y lacado con nitrocelulosa tintada. El diapasón también es de arce con un radio de 7.25″ (184.1 mm) y 21 trastes de tamaño vintage. La cejilla es de hueso y tiene un ancho de 1.650″ (42 mm) y el clavijero está equipado con clavijas estilo retro, decoradas con el logo de Fender. Todo el mástil está unido al cuerpo con cuatro tuercas a través del embellecedor de la parte trasera y la longitud de la escala es de 25.5″ (648 mm).

La guitarra está equipada con una única pastilla (Custom Shop Original Blackguard Single-Coil Tele) ladeada en la posición del puente que se controla con dos perillas de latón, una para el volumen y otra para el tono. El puente en sí mismo tiene tres selletas de barril de latón compensadas y las cuerdas con las que sale de fábrica son unas Fender USA de acero niquelado (NPS) de diámetros .010 a .046.

No he visto si lo pone en la página oficial pero en un artículo en L.A. Weekly sobre el luthier del instrumento, Yuriy Shishkov, establece el precio de cada uno de estas guitarras en $12,000.

Con la cantidad de conciertos míticos que tiene que haber habido en el famoso anfiteatro en dicha época, en los casi trece años de esta página parece que sólo lo he mencionado una vez, en 2005, hablando de los Monty Python cantando «Sit On My Face».

.

Hace unos días leía un artículo de Kim Bashin titulado, quizás algo dramáticamente, Don’t Give Up on the Guitar. Fender Is Begging You. En él se apunta a las que podrían ser las razones de algunos movimientos relativamente recientes del fabricante de guitarras.

La razón fundamental parece ser que a la compañía le cuesta llegar a los niveles de ingresos pasados. Según ellos y citando al artículo, ingresan unos 500 millones de dólares al año, una cifra inferior a los 700 millones que reportaron en 2011, cuando se realizó una oferta pública de venta que posteriormente sería retirada. A finales de 2012 las firmas de capital inversión TPG Growth y Servco Pacific tomaron el mando de la empresa y colocaron el año pasado a Andy Mooney de director ejecutivo.

Esta decisión parece orientada a combatir lo que identifican como problema principal: la alta tasa de abandono. Según Mooney, El desafío —u oportunidad— de la industria es conseguir que la gente se comprometa de por vida. Fender estima que casi la mitad de sus clientes son personas que no han tocado una guitarra antes, y Mooney afirma que alrededor del noventa porciento abandona el instrumento en el primer año, sin que los fabricantes hayan hecho en el pasado un esfuerzo concertado para retenerlos. También dice que la gente deja antes de lado las guitarras eléctricas que las acústicas por el “factor dolor”: las cuerdas metálicas hacen daño a las manos delicadas.

De acuerdo con el artículo, un estudio de IBISWorld señala que el mercado estadounidense de 6,000 millones de dólares de venta de instrumentos musicales lleva estancado cinco años. Mooney habría sido incorporado a Fender para dar un “enfoque orientado al consumidor y a lo digital”. Eso se traduce en más dispositivos conectados y más apps. De lo último se tiene una muestra de esta dirección en afinador oficial de Fender en la App Store de Apple que vi anunciada (no recuerdo ahora dónde) en verano.

Existe además una web de Fender Digital, cuya función a día de hoy es publicitar la misión de esta nueva división, encargada de hacer apps, sitios web, plataformas y herramientas para complementar a las guitarras, amplificadores e equipo de audio que Fender fabrica. En letra algo más pequeña puntualizan que están construyendo un ecosistema digital con el objetivo de crear productos — digitales y físicos. En los próximos años, la compañía sacará un conjunto de productos digitales y el año que viene pondrán a la venta un amplificador que permitirá conectar aplicaciones por Bluetooth para cambiar y compartir efectos de sonido.

Citando nuevamente el artículo de Kim Bashian, la estrategia es que los guitarristas se enganchen pronto con los modelos baratos para principiantes para después pasar a guitarras más lujosas a medida que se dedican a tocar, con los más devotos convirtiéndose en coleccionistas con paredes luciendo instrumentos de gama alta. Si este es el objetivo quizás hubiese considerado empezar por una aplicación para Android, que tiene una cuota de mercado de terminales móviles del 90% y con una mayor oferta de teléfonos baratos, como los modelos de guitarra que quieren vender a principiantes. Sin embargo, puede que tengan otras razones para haber favorecido inicialmente el entorno iOS, que sería interesante conocer.

Todas me parecen buenas ideas, mejorables o no desde mi punto de vista. Algunas incluso las he visto en otros proyectos, como JamStack —un amplificador conexión a dispositivo móvil y conectividad Bluetooth. En cualquier caso, probablemente no pueda aprovechar ninguno de estos productos, ya que lo único de Fender que poseo es un amplificador 15R que no creo que se vaya a beneficiar de esta línea de desarrollo. Con todo, veremos a ver si consiguen su objetivo.

Imagen que acompaña al artículo de Kim Bashian para Bloomberg Don’t Give Up on the Guitar. Fender Is Begging You.

.

Leo en Guitar Blog:

The brainchild of Duran Duran’s keys player Nick Rhodes, this Mexican-made Fender Stratocaster has been customised by Sims Custom Shop with 100s of LEDs beneath a plexiglass top, which when controlled from a laptop (also included in the sale) allows video-streaming straight to the guitar’s top

Se puede ver la guitarra en acción al comienzo de una entrevista con Nick Rhodes [04m06s], donde además hablan someramente del origen de este instrumento. Tendré que buscar a ver si veo algún vídeo donde se pueda apreciar un poco más.

.

Aunque no son modelos de mi devoción, los esquemas de las Fender Jazzmaster y Fender Jaguar que hay en FenderJaguar.net sí que me parecen preciosos:

Podéis verlos en grande pinchando sobre cada una de las imágenes o visitando el enlace citado.