.

Esta portada de Howard Chaykin para el número 8 de Epic Illustrated vista en The Marvel Comics of the 1980s gracias a una entrada reciente en el tumblr de Bendis:

Por alguna razón lo primero que me vino a la cabeza al ver la portada fue The SynthAxe. Y, siguiendo con una ráfaga de entradas dedicadas a Chaykin, unos días más tarde apareció en el mismo tumblr un cómic suyo publicado el mismo año en Heavy Metal que me recordó la entrada sobre Métal Hurlant que dejé por aquí hace unos años.

Tengo que hacer un repaso de los contenidos de este sitio. Tengo la sensación que me repito. Además, tengo la sensación que me repito.

.

Viendo por enésima vez ayer el vídeo de “Out in the Fields” volví a preguntarme por el cacharro que usa poco después de llegar al segundo minuto. Afortunadamente, no soy el primero en hacerse esa pregunta, como da fe la entrada que la contesta en el blog de Ronnie Soo, que lo identifica como un SynthAxe.

Diagrama de un SynthAxe visto en JazzGuitar.be.

Creado por Bill Aitken, Mike Dixon y Tony Sedivy, y fabricado en Inglaterra a mediados/finales de los 80, en realidad no es una guitarra, sino controlador MIDI con aspecto y funcionamiento similares a los de una. Hay un buen artículo en Computer History Museum donde se explica con detalle en qué se diferencia este instrumentos y cómo funciona.

Este controlador dispone de dos conjuntos de seis cuerdas, uno dispuesto en un mástil con trastes quasi-equiespaciados y otro en el cuerpo, donde además hay nueve teclas y una barra similar a un trémolo pero a la que se le puede asignar distintos efectos. Tanto las teclas como las cuerdas del cuerpo hacen de disparadores mientras que el tono se determina mediante un escaneado continuo del diapasón. Las cuerdas del mástil están conectadas a unos sensores que permiten detectar si se está haciendo un bend.

Hay un vídeo de demostración de SynthAxe en YouTube [14m23s] que da ejemplos de lo que se puede hacer con este controlador, más los testimonios de Lee Ritenour y Allan Holdsworth. Lo que no cuentan es que, al parecer, el invento en cuestión rodaba las 10,000 libras esterlinas de la época, precio al alcance de pocos bolsillos.

No he encontrado muchas fotos a un tamaño decente del instrumento en detalle, aunque creo que este render en 3D de David Diamond reconstruye adecuadamente el diseño del controlador: