.

A continuación, un par de herejías que me abren las carnes sin poder dejar de reconocer su ingenio:

.

Con bastante frecuencia suelo fijarme en las portadas de los discos y aún más en versiones y mezclas. Por eso, en cuanto vi en MetalSucks una serie de portadas re-interpretadas por Destroy & Design las recopilé rápidamente para ponerlas aquí, colocadas por orden alfabético del nombre del artista:

La portada del Kill ’Em All de Metallica es la que más me ha llamado la atención, no sólo por el diseño sino también por la traducción al ruso: убить их всех. Si no lo he entendido mal, se está utilizando el aspecto perfectivo del verbo en infinitivo en lugar del imperativo (убе́й). Por desgracia no sé nada de ruso, así que no tengo ni idea de cuál sería la traducción más adecuada.

.

El año pasado mencionaba el cómic de Legacy of the Beast de Iron Maiden. Reconozco que, al igual que el videojuego con el que comparte nombre, no he estado siguiendo de cerca el proyecto. La última mención que recuerdo es el anunció la salida del tercer número de la serie, el último día de febrero de este año la compañía que los publica, en el que además revelaban las tres variantes de portadas:

La primera es obra de Santi Casas mientras que la última es de Jason Gorder. Sin embargo, no he sido capaz de localizar al autor de la segunda portada, cosa que me fastidia en particular porque es su diseño el que he recordado al ver esta presentación de Nicko McBrain de su batería para la gira «Legacy of the Beast» 2018 [05m04s]. El batería, que cumplió ayer 66 años, no menciona quién es el ilustrador de los diseños y la compañía que ha fabricado tampoco lo revela en la galería de fotos de las piezas en Facebook:

Lo único que dicen es que El conjunto viene con arte de Iron Maiden hecho a medida, basado en el diseño de producción de la gira […], y está formado por: toms de 6″×8″, 8″×8″, 10″×10″, 12″×12″, 13″×13″, 14″×14″, 15″×15″ y 16″×16″; un tom de piso de 18″×18″; bombo de 24″×18″ (todas las carcasas son de haya); y una caja de 14″×6.5″. Herrajes cromados en negro.

¿Podría ser el mismo dibujante que diseñó la etiqueta de la cerveza Trooper «Hallowed»?

.

El año pasado la agencia The Partners fue la encargada de diseñar la identidad visual de la Orquesta Sinfónica de Londres, tras haber sido los responsables del diseño del logotipo en el que el trazo de un director con su batuta formaba su acrónimo, LSO.

Para ello encargaron la captura de movimiento de Simon Rattle dirigiendo las Variaciones Enigma en el Barbican Centre a la Escuela de Tecnologías Creativas de la Universidad de Portsmouth y la empresa Vicon Motion Systems. Utilizaron un traje y una batuta modificados para esta tarea, grabando con doce cámaras Vicon Vantage a ciento veinte fotogramas por segundo.

Me entero de esto ahora gracias a una reseña en Atlas Obscura del trabajo del artista digital Tobias Gremmler, quien realizó un vídeo a partir los datos de la captura [01m34s].

Fotograma de una de las animaciones realizadas por Tobias Gremmler para la LSO a partir de la mo-cap de Simon Rattler.

Aunque la información en la web de The Partners sólo se puede consultar a través de la Wayback Machine a partir de la fusión de dicha agencia en el grupo Superunion, la nueva web de esta entidad hereda la descripción del trabajo realizado.

.

Cuando iba a comprar mi primera y, a la postre, única guitarra estuve considerando durante bastante tiempo una Yamaha Pacifica de gama media-baja. También estuve mirando hace unos años la batería Yamaha DTX-450K, entre otros modelos. A pesar de tener cierta familiaridad con su logotipo de tres diapasones, desconocía por completo su historia y el hecho de que hubiera existido un diseño previo bastante épico:

El diseño del hō-ō (fénix chino) sujetando un diapasón en la boca se estableció como marca en 1898, un año después de la constitución de Nippon Gakki Co., Ltd.

Logotipo de Yamaha en 1898, visto en este foro.

Me parece mucho más versátil el diseño establecido en 1916 pero este tiene su encanto.