.

Recuerdo que hace unos años a alguien se le ocurrió coger unos CDs y «cocinarlos» en un microondas, capturando algunos momentos del experimento en unas imágenes que pusieron en Twitter. No sé qué clase de equipo utilizaron para tomar las instantáneas pero estoy casi seguro que no estaban equipados con una Phantom v2511, que es lo que usaron los Slo Mo Guys para grabar un CD girando a unas 80000 rpm.

Para conseguir esas velocidades engancharon un CD a un motor de un aspirador Dyson controlado por un autotransformador variable. Para poder grabar a más de 170000 fotogramas por segundo, redujeron la resolución de la imagen de la captura a 384px × 256px. El resultado, ampliado, tiene este aspecto:

Fotograma de una grabación a 170600 FPS de un CD girando a unas 80000 rpm.

Publicaron el montaje del vídeo de todo el proceso [08m35s] hace tres años y sólo lo saco a relucir ahora porque este fin de semana colgaron otro donde repetían el experimento, esta vez girando vinilos hasta desintegrarlos [16m06s]. El único cambio en la equipo utilizado parece ser la Phantom v2640 con la que grabaron a 12500 FPS, obteniendo imágenes como esta:

Fotograma de una grabación a 12500 FPS de un LP girando a unas 80000 rpm.

For Science!

No sé qué será que estos días me fijo tanto en maneras de «aprovechar» LPs, como la guitarra de vinilos de la semana pasada.

.

El otro día vi uno calcetines de «Thriller» a la venta en Stance, vía Boing Boing. También los venden por separado, por un lado los de la transformación y por otro lado los de la versión zombi:

Pero ahí no acababa la cosa. Curioseando un poco más me topé con calcetines de Motörhead, de Iron Maiden y de Slayer:

También vi que tienen cuatro diseños de calcetines de los Bad Brains: uno de la portada de su disco homónimo, otro similar inspirado por «Supertouch», un tercero en la misma línea llamado «Take Over» y un cuarto basado en su último disco, «Into The Future».

Además tienen diseños inspirados por otros grupos punk; dos con la imagen de «Milo Goes to College» de los Descendents, uno negro y uno blanco; y uno de los Dead Kennedys:

El único que no soy capaz de agrupar es este diseño con la foto del arresto de Johnny Cash:

No sé si llevaría calcetines así pero eso no quita que tengan su gracia.

.

Los fotogramas anteriores salen de «Dos ladrones y medio», aunque yo los he sacado de un breve pero estupendo análisis de Every Frame a Painting sobre el estilo de «comedia de acción» de Jackie Chan [09m04s] que me recordó mi amigo Iván hace unos días.

.

En inglés, hangar (hangar) y hanger (percha) tienen una pronunciación similar. No es un hecho especial ni resulta fuente de inspiración habitual, hasta donde yo sé. Sin embargo, es razón suficiente para que Cameron Fleury haya decidido probar a tocar «Hangar 18» a la batería con perchas [02m08s].

Cameron Fleury tocando «Hangar 18» con perchas.

El resultado no queda tan pulido como la versión de «Enter Sandman» tocada a la batería por Samus Paulicelli con consoladores pero no deja de ser un intento encomiable. Claro que, hablando de este tipo de juegos de palabras, no puedo dejar de mencionar a Davie504 con su serie de meta-versiones, que creo que empezó con Red Hot Chili Peppers played with red hot chili peppers [02m00s].

Davie504 tocando temas de los Red Hot Chili Peppers, usando guindillas.

.

No sé cómo llegué exactamente a esta reseña en ALARM de hace cinco años, en la que hablan sobre una guitarra que unos amigos regalaron Ben Moody, ex-guitarrista de Evanescence y aficionado a Star Wars. Concretamente esta:

El autor, Travis Stevens, muestra unas cuantas fotos más en su blog y en una entrada anterior da algún detalle más del proyecto, que empezó como piezas de arce, caoba y tilo.