.

Aunque para mí Roger Radcliffe siempre será el compositor de la canción de 101 dálmatas, la autoría real se atribuye a Mel Leven. Ahora, un revelador documento fotográfico visto en el twitter de Roberto pone en duda dicha atribución:

CRUELLA DEVILLEEEEE

CRUELLA DEVILLEEEEE

IF SHE DOESNT SCARE YOUUU

NO EVIL THING WILLLLLL pic.twitter.com/oolmha2UbJ

— Vincent Adultman (@ThaTrail) August 5, 2018

A las pruebas me remito.

.

El otro día hacía un apunte sobre un nombre polémico y hoy dejo por aquí un disfraz del que sea, probablemente, el nombre más grande de la música barroca alemana:

Disfraz inspirado en este sketch de los Monty Python [04m26s], visto en Kotaku.

.

A pesar de la pequeña recaída al ir hace un par de sábados al último día del Download 2018 en Madrid, sigo manteniendo que soy demasiado viejo para ir a festivales musicales. Reconozco que es más por mi decrepitud generalizada que por otras razones pero el siguiente cartel, visto en forma de decoración de camiseta en woot, también da unos buenos argumentos:

El diseño se lleva puntos adicionales por utilizar las tipografías de AC/DC, Metallica, Motörhead, Iron Maiden (que no es completamente original), Slayer, Megadeth y Pantera.

.

I have a very musical house: I live in a flat.

Previamente, un chiste muy viejo.

.

Recuerdo que hace unos años a alguien se le ocurrió coger unos CDs y «cocinarlos» en un microondas, capturando algunos momentos del experimento en unas imágenes que pusieron en Twitter. No sé qué clase de equipo utilizaron para tomar las instantáneas pero estoy casi seguro que no estaban equipados con una Phantom v2511, que es lo que usaron los Slo Mo Guys para grabar un CD girando a unas 80000 rpm.

Para conseguir esas velocidades engancharon un CD a un motor de un aspirador Dyson controlado por un autotransformador variable. Para poder grabar a más de 170000 fotogramas por segundo, redujeron la resolución de la imagen de la captura a 384px × 256px. El resultado, ampliado, tiene este aspecto:

Fotograma de una grabación a 170600 FPS de un CD girando a unas 80000 rpm.

Publicaron el montaje del vídeo de todo el proceso [08m35s] hace tres años y sólo lo saco a relucir ahora porque este fin de semana colgaron otro donde repetían el experimento, esta vez girando vinilos hasta desintegrarlos [16m06s]. El único cambio en la equipo utilizado parece ser la Phantom v2640 con la que grabaron a 12500 FPS, obteniendo imágenes como esta:

Fotograma de una grabación a 12500 FPS de un LP girando a unas 80000 rpm.

For Science!

No sé qué será que estos días me fijo tanto en maneras de «aprovechar» LPs, como la guitarra de vinilos de la semana pasada.