.

A los pocos días de volver a echar un ojo a las guitarras vikingas que mencionaba con el anuncio de la compañía de guitarras de Ola Englund, me llegó un anuncio de Jackson en el que sugerían guitarras «para él» y «para ella». Prefiero pensar que, al no asignar explícitamente modelos a cada categoría, lo que querían transmitir es que cualquiera de las guitarras podría interesarle a los teóricos él y ella por igual. No es muy afortunado que la guitarra con decoraciones rosas esté al lado del recuadro “para ella” pero quizás estoy siendo demasiado malpensado.

Menciono las guitarras vikingas porque el modelo que llamó mi atención en este anuncio fue una guitarra con cuerpo de caoba pero cuya cubierta es de fresno con un acabado veteado:

Jackson Pro Series Rhoads RR24 (Charcoal Gray).

Creo que me gusta más que con el acabado que denominan «natural», en el que sustituyen puente, perillas y otros elementos en negro por sus variantes doradas:

Jackson Pro Series Rhoads RR24 (Natural).

A pesar de eso, estuve curioseando un rato entre el conjunto de guitarras Jackson con acabado natural. No me considero muy extravagante en mis preferencias de guitarra y por eso no creo que sea sorprendente que me llamen la atención estos modelos, aunque la última vez que mencioné guitarras con este tipo de acabado en el que se aprecia la madera sin decorar fue hablando de tres modelos de Epihone con diseños clásicos.

.

A la imagen anterior llegué pasando por un artículo de Wired de Natah Hurst acerca de otro proyecto de Amanda Ghassaei, siendo la misma persona que hizo los discos usando impresión en 3D. En esta ocasión utiliza un láser para grabar sobre distintas superficies, incluyendo madera, y en los enlaces anteriores se pueden ver y oír vídeos con los resultados. Con todo, yo me quedo con el aspecto de estos grabados:

La autora de estos experimentos habla de intentar grabar canciones en secciones transversales de un árbol, sobre los anillos, lo que me recordó a otro artefacto que “reproduce” precisamente esos anillos.